Profesores de Alvarado, Tolima: inolvidables

Si bien es cierto cada educador de Alvarado trabaja para generar conocimiento de diversa índole en sus educadores, el crecimiento humano –tanto personal como de sus educandos y comunidad educativa- es trascendental en su misión.

Aunque haré referencia a la I.E. General Enrique Caicedo, seguramente el espíritu del amor por el colega y compromiso entre otros valores que es tan evidente en el 100 % de los educadores –rurales y urbanos- del citado colegio, está igualmente presente en el alma de las otras dos instituciones educativas públicas adscritas al municipio.

Los profesores de Alvarado –área rural y urbana- bien podrían ser puestos de ejemplo por no haber caído en el juego de la polarización de ninguna índole y muy por el contrario han visto en las diferencias ideológicas y religiosos un fortín para el crecimiento integral de ellos mismos así como el de sus educandos y comunidad educativa en general.

Un educador de Alvarado nunca jamás habla de su par, y muy por el contrario, como es evidente en las reuniones de profes, es notorio el enriquecimiento y apoyo dado entre pares así como el apoyo brindado entre sí cuando se presentan situaciones que afectan el ejercicio profesional y hasta la vida personal de cada miembro de la I.E. General Enrique Caicedo de Alvarado, adscrita a la Secretaría de Educación Departamental del Tolima.

Imágenes: suministradas.

Fiestas culturales “para mostrar”

Una sencilla muestra de la capacidad de trabajo del equipo humano de la I.E. General Enrique Caicedo liderado por los especialistas Bertulfo Pérez –rector- y coordinadores quedó demostrado en las fiestas culturales del mismo llevadas a cabo a mediados del presente mes de agosto.

Muestras internacionales de folclores, actividades en todas las materias del pénsum académico con un alto grado de creatividad, que solamente he visto en colegios que manejan muy buenos recursos económicos del sector privado, en fin.

La reciente Semana Cultural de la I.E. General Enrique Caicedo, en sí merece un par de artículos donde se pueda entrar en detalle de las variadas actividades, concursos, -el arte merece un capítulo aparte- experimentos, muestras científicas y artesanales que un puñado de educadores, junto al apoyo de un considerable de padres de familia y en general una comunidad educativa que quiere lo mejor para sus hijos –sin hacer la bulla que debiera- continúa marcando la hoja de una ruta encaminada a la excelencia, aportando a la construcción de una sociedad más justa, protectora del medo ambiente y en términos generales: mejor educada.

Por: Luis Carlos Avendaño López, docente.

Deja un comentario