“Proyecto minero no se hace de espaldas al país”, afirmó AngloGold

Debate de AngloGold en el Concejo

Debate de AngloGold en el Concejo

El Concejo de Ibagué vivió un candente debate que asumió diversos temas relacionados con la mina de oro de Cajamarca.

Al debate fue invitado Felipe Márquez, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Anglogold, quien resolvió más de 10 inquietudes del Cabildo.

“El debate en todas las esferas de la sociedad es bienvenido, el proyecto no se hace de espaldas al país”, afirmó Felipe Márquez.

Dijo que de los 28 títulos mineros que poseía AngloGold, se renunció a 18 títulos mientras que 8 se encuentran activos y 2 en proceso de renovación.

Márquez habló de los costos del proceso de exploración en la mina La Colosa.

“La exploración, en la que se trabaja actualmente, terminarán costando 1.3 billones de pesos, de los cuales a la fecha se han invertido 700 mil millones”, dijo.

Confirmó que, de acuerdo con los estudios, se estima que el recurso minero sería de 28 millones de onzas de oro y dijo que la solicitud de licencia ambiental ante la Agencia Nacional de Licencias Ambientales será presentada en el año 2018.

“Si la aprueban, vendrán 4 años de trabajo en la construcción de la mina y la producción en forma debe arrancar en el 2024”, aseguró.

Márquez afirmó que “Ibagué no será área de impacto, ni en lo ambiental, ni en lo social, ni en temas de ingeniería”, y dijo que, contrario a lo que muchos pregonan, en Ibagué no se molerá la roca ni habrá planta de procesamiento del oro.

El Personero de Ibagué, Isaac Vargas, afirmó que Tolima está en las puertas de “una hecatombe ambiental” pues el proyecto, además de afectar la producción de agua del río Coello, es nocivo porque las lagunas de oxidación para la decantación de minerales, “envenenarán las aguas subterráneas”.

Evelio Campos, de la ONG Ecotierra, señaló que Anglogold debe aclarar las cifras de producción de oro.

“28 millones de onzas de oro se producirán pero en la primera fase del proyecto”, aseguró Campos, mientras que el monje católico Jorge Tobón expuso que “las montañas y toda la Creación de Dios son para cuidarlas, y no para destruirlas”.