¿Puede el presidente de la república objetar actos legislativos?

Rafael Aguja.

Rafael Aguja.

Con el fallo proferido, por el honorable Consejo de Estado sobre el decreto con el cual el presidente de la república convocó, de urgencia, al Congreso de la República a sesiones extraordinarias con el propósito, concreto y específico, de “hundir” la “reforma a la justicia” aprobada, a pupitrazo limpio, en la legislatura anterior, se reabre el debate jurídico y conceptual de si puede o no objetar actos legislativos.

Muchos dicen y proclaman que el presidente no puede objetar actos legislativos, mientras que una inmensa mayoría estima que el presidente de la república si tiene facultad constitucional para objetar actos legislativos, especialmente cuando con los mismos se busca menguar la estructura del Estado, consagrada en la Constitución Política o cuando se procura desnaturalizar el sistema de Estado Social y Democrático de Derecho.

Estimamos, con sumo respeto, que el honorable Consejo de Estado no es, precisamente, el órgano del Estado a quien corresponde sentar doctrina sobre el particular, en términos absolutos como lo hizo, porque esta función de amparar, proteger e interpretar a la Constitución Política es privativa de la honorable Corte Constitucional.

No cabe duda que el honorable Consejo de Estado se excedió en sus funciones al arrogarse una competencia que la Constitución y la ley no le otorgan y que lejos de mejorar la situación de inestabilidad jurídica que estamos viviendo, la empeora, dado que, precisamente, en la actualidad se discute una muy amplia reforma al Estado colombiano que abarca distintos aspectos, entre otros, el rediseñamiento de la rama judicial del poder público a todos sus niveles.

Por: Rafael Aguja Sanabria, aboga penalista, docente universitario.