¿Qué tan preparados están los colombianos para el posconflicto?

Víctimas del conflicto armado

Víctimas del conflicto armado

Los retos del posconflicto fueron los temas abordados en el evento Posconflicto y región: ¿qué tan preparados estamos? que se realizó en la Universidad de Ibagué, en el marco de la Semana por la Paz.

El exministro Fernando Cepeda Ulloa, dijo que la firma del proceso de paz es la iniciación del posconflicto.

“Lo que se firme en ese papel es para dar por terminado el conflicto, pero ahí comienza, realmente, el proceso de paz”, aseguró Cepeda.

Por su parte Fernando Calado, director del programa de Derechos Humanos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), señaló que uno de los elementos fundamentales que debe tener cualquier transición es el respeto y apoyo al proceso político, plural y democrático que se deriva del paso de la guerra a la paz.

“En países como Egipto, Libia, Sudán del Sur e Irak, los procesos a nivel local y construidos por los ciudadanos, no han sido fructíferos por la falta de respeto y apoyo a los procesos políticos democráticos que se buscaba instaurar”, afirmó Calado.

Según las Naciones Unidas, el 90% de los conflictos en el mundo, entre 2000 y 2010, en donde ha habido un resurgimiento de la violencia, han sido en países donde se estaba generando o iniciando una transición.

Calado también precisó que la construcción de la paz debe ser incluyente y concentrarse en el fortalecimiento de las instituciones.

“Esa participación será fundamental no solo para proteger a la formación política que pueda derivarse de los acuerdos y que responda a los intereses de una de las partes, sino también de los otros grupos que puedan estar en las regiones”, dijo.

John Uribe, director del programa de Ciencia Política de la Universidad de Ibagué, cree necesario contar con instituciones desde la perspectiva del campo y aseguró que “no ser capaces de desarrollar un país desde la perspectiva del campo nos va a llevar a otros conflictos y otros procesos de posconflicto”.

Agregó que si vamos a buscar que los conflictos del país se resuelvan en el campo político, debemos estar preparados para participar en esa solución.

“El llamado a participar implica responsabilizarnos de lo político de una manera distinta a como lo estamos haciendo hasta ahora”, dijo, y agregó que “necesitamos cambiar las dinámicas de relación con la política o de lo contrario “no nos pondremos al día con la deuda que tenemos en términos de acceso equitativo e igualitario a la justicia, así como tampoco en el acceso equitativo al desarrollo o a los beneficios que pueda traer un proceso de desarme y desmovilización”.

Sobre la polarización que hay alrededor del tema de la paz, Uribe considera que no hay otra forma distinta para responderle a la polarización sino la construcción de espacios de diálogo.

“O dialogamos con todos o nos volvemos como los demás. Se necesita seguir abriendo espacios de diálogo con la ciudadanía”, aseguró el catedrático.