¿Quién tendrá la razón por la ‘escombrera’ de Mauricio Jaramillo?

Jaramillo da explicaciones a los medios por el relleno de su lote.

Crece la polémica pese a las explicaciones del exsenador liberal.

Luego de los descargos de Mauricio Jaramillo tras declarar que la disposición de residuos provenientes de las obras de los Juegos Nacionales,  en el lote El Encanto, fue legal y ajustada a la norma, han quedado algunas preguntas en el ambiente.

Jorge Alexander Pérez Torres, dijo que Alberto Giraldo y su empresa, movieron tierras y depositaron escombros en los predios de Jaramillo, tras lo cual ambos habrían ganado cerca de 1.500 millones de pesos.

Jaramillo dice, en una certificación dada el 23 de mayo de 2015 por su empresa Sima Limitada, y firmada por él mismo que “el Consorcio Escenarios Unidad Deportiva 2015 a (sic) dispuesto la cantidad de 22.164 metros cúbicos de material seleccionado procedente de la excavación que se adelanta para la remodelación de las piscinas olímpicas”.

Más adelante en el documento señala que “la disposición se realizó en el predio El Encanto ubicado en el km 5 de la Vía (sic) aeropuerto perales (sic), de acuerdo a la autorización entregada por Cortolima”.

Pero una versión diferente entregó el domingo 12 de noviembre de 2017, al diario El Nuevo Día, el director de Cortolima Jorge Enrique Cardoso: “allí no se dispuso escombros, sino material de excavación (tierra), que no requería de permiso ni expedición de licencia ambiental”. Las versiones no cuadran: Mauricio Jaramillo dijo tener permiso pero Cortolima señala que no lo necesitaba.

Otro aspecto que salta a la vista es cuando se habla de “material seleccionado”. ¿Quién realizó la selección de dicho material? ¿Una máquina, un tamiz especial o personal de una obra que trabajaba a tiempos acelerados como eran las de los Juegos Nacionales? Además, en la calle 42 no había capa vegetal, y se echaron abajo estructuras de concreto, hierro y demás que no llegaron a la escombrera municipal.

Arturo Giraldo. Foto: Tomada de Facebook.

¿Competencia desleal en movimiento de tierras?

Llama la atención que el ingeniero Arturo Giraldo López con su firma de remoción de escombros se haya ‘disparado’ con el negocio en obras oficiales y particulares en Ibagué. Se estima que tan solo en las obras de los Juegos Nacionales se ganó más de tres mil millones de pesos, moviendo tierra en el estadio Murillo Toro, el Parque Deportivo y la Unidad Deportiva de la calle 42.

En la actualidad también continúa con su firma en idéntico servicio. “Bajé costos con el botadero del doctor Jaramillo. Estamos hablando de la mitad del precio, eso nos permitió acceder. Quedaba cerca y él tenía las licencias”, le dijo Giraldo al diario El Nuevo Día. Mauricio Jaramillo no tenía la licencia ambiental en regla como sí la tiene la escombrera del municipio.

Firmas pequeñas de ingeniería cobran por ese servicio 22 mil, 23 mil pesos por mover un metro cúbico de material. Pero llegó el señor Arturo Giraldo y cobra la mitad, 13 o 15 mil pesos, porque tiene amistades y en el caso de los Juegos, amparado por Cortolima. Esas empresas pequeñas están teniendo dificultades económicas por cuenta de la operación del señor Giraldo”, le dijo a este medio un conocedor del gremio de la construcción en Ibagué.

El negocio era valorizar el lote no con el dinero del relleno

En realidad son una bicoca los 1.500 millones de pesos que se afirma se embolsillaron Arturo Giraldo y Mauricio Jaramillo por disponer del material de relleno de las obras de los Juegos.

El negocio que se hizo fue valorizar los lotes nivelados, de los cuales se le vendieron 13 hectáreas a Gabriel Camargo quien construyó cinco canchas de gramilla y una sintética con todas las especificaciones técnicas. El directivo del Deportes Tolima también planea levantar un centro de alto rendimiento y unas residencias para jugadores, dotadas de la última tecnología.

Hasta la fecha permanece sin conocerse la cifra que pagó Camargo a Mauricio Jaramillo por hacerse a los lotes, parte de ellos nivelados con el “material seleccionado” de las fallidas obras de los Juegos. Por donde se mire fue todo un ‘Gana – Gana’ para Jaramillo.

Camargo revisando los lotes que le compró a Mauricio Jaramillo. Foto: El Rincón del Vinotinto

¿Detrimento a Ibagué Limpia?

Es claro que como lo dijo Mauricio Jaramillo, cobró por recibir el material en su lote de El Encanto que era llevado por Arturo Giraldo. Pero si se piensa que la escombrera de Calucaima dejó de recibir  65 mil metros cúbicos de desechos, que debieron ser facturados con las valeras o tiqueteras que maneja todo constructor, se estaría ante una defraudación o detrimento patrimonial a las arcas oficiales de Ibagué Limpia, entidad que es del municipio de Ibagué.

Es decir, que con una ‘gambeta’ o esguince a la ley, el dinero que debió ir a las arcas del municipio terminó en las manos de un particular: Mauricio Jaramillo Martínez, dirigente que sigue moviendo los hilos en el Partido Liberal del Tolima y en buena parte de la Alcaldía de Ibagué, con su hermano Guillermo Alfonso Jaramillo a la cabeza.

1 comment

  1. Mauricio

    Los valores ni en volumen, ni en dinero dan???? Hay Q hacer un balance de materia, en algún lado debió quedar registro del material que salió del estadio, del parque deportivo y de la 42 y se cruza con lo Q se recibió en la escombrera municipal debidamente legalizada, la diferencia se llevaron al encanto. Con ese resultado comparar con el dinero recibido o pagado al propietario del encanto; finalmente revisar si ese dinero Q salió del presupuesto para los juegos nacionales y Q recibió el propietario del encanto corresponden al volumen de material a precios reales de la fecha. Revisar también el tema si ese dinero debió entrar a la escombrera municipal o a un particular

Deja un comentario