Rendición de cuentas de la UT no llenó las expectativas

 

 

 

Estudiantes del alma máter manifestaron su inconformismo luego de dos jornadas de rendición de cuentas.

Los universitarios pudieron conocer de primera mano el déficit que presenta actualmente la Universidad del Tolima, no obstante manifestaron que sus dudas no fueron despejadas en su totalidad.

Ante la insistencia de los estudiantes, sobre el tema financiero de la institución, el rector Ómar Mejía, argumentó que la reducción de matrículas bajó considerablemente de treinta y seis mil estudiantes a 18 mil 700, lo que afecta significativamente los ingresos por este concepto, lo que a su vez generó que no se tuviera disponibilidad para los gastos de funcionamiento.

La plata que se utilizaba para las prácticas era fondos comunes, es decir recursos propios, lo que nos ingresaba por matrículas de pregrado y posgrado. (…) Pero como la matrícula ha disminuido, dejamos de recibir los ingresos que hacían parte de los fondos comunes”, dijo Mejía.

De igual manera, el rector explicó que la salida económica que se encontró para atender parte de las obligaciones financieras y académicas fue además de las transferencias, disponer de los recursos Cree. Este dinero que estuvo depositado para varios años en las cuentas de la universidad para inversiones en infraestructura, que finalmente no se hicieron.

En cuanto a la deuda que la universidad mantiene con el edificio Los Ocobos (edificio funciona el área de investigaciones y proyección social) , por lo cual Mejía explicó que ese edificio está en una sociedad, en donde la UT tiene una participación del 60 por ciento, porcentaje que le permitía tener la presidencia del Consejo Administrativo de Los Ocobos, sin embargo, el derecho se perdió por la deuda que se mantiene, estudiantado que adelanta el plantón asegura que estarían advertidos de un posible cobro jurídico.

Deja un comentario