Responsabilidad social en los nuevos empresarios colombianos

Santiago Murra

Mensaje de esperanza para las próximas generaciones.

Santiago Murra, en entrevista para el diario tolimense El Nuevo Día, confirmó sus deseos por aportarle a la transformación de Colombia, su país natal.

Murra es un joven de 17 años, estudiante de grado 12 en RansomEvergladesSchool, quien además es fiel ejemplo de altruismo y amor patrio, pues su visión es regresar a su país y llevar a cabo proyectos de responsabilidad social, que respondan a las necesidades de las comunidades más apartadas.

¿Por qué un estudiante de un colegio americano viene a Colombia a cursar un año lectivo?

Quise venir un año a Colombia dejando mi familia y amigos, porque quería conocer mi país. Llevaba más de ocho años viviendo por fuera, me fui de Colombia a los nueve años y sentía que no había vivido de cerca la realidad de mi país. Soy consciente de que he recibido una muy buena educación, pero no me sirve de nada si no la puedo aplicar, quiero estar en sintonía con las necesidades de la comunidad. Estar aquí me permitió sensibilizarme con las situaciones complejas que se viven en Colombia y confirmé mi intuición de que en el futuro mi trabajo y mi vida profesional van a ser aquí.

¿Qué pudo conocer y cómo se transformó su visión?

Hice muchas cosas, pero quisiera destacar dos realidades que me impactaron mucho: tuve la oportunidad de participar en el proyecto de la Andi ‘Vamos Colombia’, en el Cañón de las Hermosas, en el Tolima. Ahí pude acercarme a la vida de personas que llevan muchos años en medio del conflicto armado.

Evidencié la falta de oportunidades de esas comunidades aisladas.
Por otro lado, viví en Bogotá con los problemas de tráfico e inseguridad, que son típicos en las grandes ciudades. Siento que esta combinación de experiencias me permitió entender a Colombia desde el campo y desde la ciudad y cómo son de complejas ambas realidades. Creo que como colombianos debemos brindar más oportunidades para que el proceso de Paz sea exitoso.

¿Cómo podría cooperar en ese proceso?

Quisiera continuar con la tradición de mi familia, de transformar y aportar a Colombia desde el sector empresarial. En un futuro, seguramente desde las empresas del grupo familiar, pero por ahora tuve la oportunidad de empezar mis propias iniciativas que responden a necesidades sociales importantes que encontré. La primera es HuertApp, una plataforma digital en la web y aplicación móvil celular que conecta pequeños agricultores de productos orgánicos directamente con sus clientes en las ciudades.

Esta iniciativa permite eliminar los intermediarios que se quedan con las ganancias, promover los productos orgánicos y generar oportunidades. La segunda es Nutria, que busca llevar nutrición a poblaciones vulnerables, en especial a niños, mujeres en embarazo y adultos mayores. Nutria trabaja con productos de óptima calidad y busca educar en nutrición y brindar la oportunidad de donar kits de nutrición. Su objetivo es aportar en la mejora de la calidad de vida colombiana.

¿Qué papel cumple Colombia en su futuro?

Este año de experiencia me mostró que Colombia es donde me quiero desempeñar como profesional más adelante. Quisiera regresar y promover más proyectos de emprendimiento social, y uno de los objetivos principales sea el impacto a las comunidades y regiones. Colombia es un país maravilloso lleno de oportunidades. Soy muy consciente de que tengo una responsabilidad grande como nueva generación y mi deseo es impulsar desde el sector privado iniciativas inclusivas y sostenibles.

Este joven colombiano, hijo de grandes empresarios colombianos, es la muestra fehaciente del compromiso por el desarrollo del país, en manos de las nuevas generaciones, cuya creatividad parece ir de la mano con el perdón, el respeto por el otro y la solidaridad.

Con información: El Nuevo Día.

Deja un comentario