Revivió el gomezgallismo

1526965_1405877546326095_760687742_n

Reunión conservadora. De izquierda a derecha: Rubén Gómez, Ciello Gallo, Efraín Cepeda y José Elver Hernández. / suministrada.

En una nutrida reunión con líderes de los municipios, Cielo Gallo, el senador Efraín Cepeda y Rubén Darío Gómez Gallo, acordaron no dejar morir el movimiento del fallecido exsenador y apoyar a ‘Choco’ a la Cámara.

La cita, fue este jueves nueve de enero en la finca Villa Paula, ubicada a trescientos metros de la vía al corregimiento de El Totumo. Desde las diez y treinta de la mañana, empezaron a llegar representaciones de todos los municipios del Tolima. 

Un improvisado maestro de ceremonias, abrió el acto pidiendo un minuto de silencio por la memoria de Luis Humberto Gómez Gallo. A renglón seguido, tomó la palabra Cielo Gallo, y en un emotivo discurso, recordó a su hijo fenecido el veinticinco de diciembre, y dijo que había que cumplir la última voluntad del exsenador: llevar a José Elver Hernández, al Congreso de la República. 

Cielo Gallo, señaló que asumía las banderas de su hijo, e instó a su otro retoño, Rubén Darío, a seguirle los pasos a Luis Humberto: “sé que a usted no le gusta la política, pero le va a gustar desde ahora, Rubén Darío”, dijo Cielo Gallo para rematar su discurso, que arrancó aplausos por más de cinco minutos a la concurrencia. 

El siguiente en hablar, fue el abogado Rubén Darío Gómez Gallo, quien recordó la injusticia cometida con su hermano, cuando fue encarcelado y condenado. El letrado, dijo que aunque se aportaron pruebas y testigos, la Corte Suprema de Justicia condenó a Gómez Gallo porque “la línea estaba trazada desde antes, y el objetivo era sacarlo del camino”, ya que Luis Humberto Gómez Gallo se perfilaba para ser candidato a la presidencia de la República. 

El senador costeño Efraín Cepeda, y a quien le pondrá votos el sector gomezgallista en el Tolima, se pronunció diciendo “aquí siento la presencia de mi hermano, mi amigo, el exsenador Gómez Gallo”. 

José Elver Hernández, ‘Choco’, también se echó su discurso, llamando a la unidad del partido azul, y a derrotar a los militantes que con dinero en rama buscan inclinar la balanza electoral. Muchos pensaron que esas eran indirectas para la casa Barreto, y sus candidatos que también están en la contienda. 

En la mesa principal del evento, estuvo por momentos Claudia Margarita Zuleta, la esposa del exsenador Gómez Gallo. 

La reunión de Villa Paula, prevista para ochenta personas que fueron invitadas, se agrandó con la presencia de ciento noventa. Todos los municipios del Tolima, exceptuando Fresno, tuvieron delegados e intervinieron en el acto. A la hora del almuerzo sirvieron carne asada. 

De Espinal, habló el exalcalde Gentil Palacios, quien dijo que había que retomar el liderazgo conservador y derrotar a Emilio Martínez. Lo propio hizo el exalcalde de Villahermosa Ricardo Vallejo. Rovira, con su delegado, el candidato a la Asamblea Daniel Neira, pidió el mejoramiento de la vía de acceso a la localidad. 

El próximo lunes trece se realizará otra reunión del gomezgallismo con sus líderes de Ibagué. La sensación que quedó en el ambiente, es que el movimiento no se ha fragmentado como muchos quieren, y que deberán permanecer cohesionados si quieren sacar un representante a la Cámara, y más allá de eso, asegurar su propia supervivencia en la vorágine en que se ha convertido la política en el departamento del Tolima.

 

Deja un comentario