Ricardo Ferro tiene un ‘gallo tapado’ para la Cámara

Ricardo Ferro

El candidato a la Alcaldía de Ibagué meterá la mano en los comicios de marzo.

Todo indica que Ricardo Ferro no se quedará quieto a la hora de tejer alianzas para un tercer intento por llegar a la Alcaldía de la capital tolimense. Hace pocos días se le vio dialogando con el exalcalde Rubén Darío Rodríguez lo que delataría un acercamiento con este dirigente que salió del liberalismo hacia Cambio Radical.

Ahora, según fuentes del movimiento de Ferro Lozano, este se encuentra promoviendo un candidato a la Cámara en el más hermético de los silencios.

Se trata de Juan José Palacios Godoy, quien se inscribió en la lista de precandidatos del Centro Democrático. Allí también se encuentran nombres conocidos como Francisco Mejía, o Nelson Avendaño, hermano de Pompilio Avendaño, el dirigente antioqueño que opera hace más de 20 años en la región tolimense.

De Palacios Godoy se sabe que es muy cercano al exregistrador Carlos Ariel Sánchez, y al exmagistrado Henry Villarraga, quien renunció por denuncias de corrupción al Consejo Superior de la Judicatura. Todos son oriundos del municipio de Purificación.

Registros de prensa muestran que Juan José Palacios, abogado de profesión, al parecer participó en un fraude electoral en Cota, Cundinamarca. También sirvió como asesor a un candidato a la Alcaldía de Purificación, en las elecciones regionales de hace dos años.

Le puede interesar: (Hijos ilustres de Purificación).

Ricardo Ferro sacó en 2015 51.619 votos y fue derrotado por Guillermo Alfonso Jaramillo. Su movimiento, Firme por Ibagué, obtuvo un escaño en el Concejo local.

Sin duda, el intento de poner candidato a la Cámara y endosarle votos, le costará políticamente a Ricardo Ferro porque lo volvería a acercar a la manzanilla de los partidos tradicionales, algo de lo que se trató de alejar en la campaña de 2015, al inscribirse por firmas.

Además, estaría regresando a su militancia en el uribismo. No hay que olvidar que Ricardo Ferro llegó un alto cargo del Ministerio de Vivienda, de la mano del uribista Juan Lozano.

Tampoco, según analistas, Ferro podría pedir el apoyo de los congresistas electos para los comicios de 2019 pues habrá quedado claro que el aspirante les montó competencia, de manera abierta o subrepticia.

En momentos en que el país critica al candidato a la presidencia Germán Vargas Lleras, al manejar un doble discurso teniendo partido y recogiendo firmas, hay expectativa por saber si la jugada de Ferro le podría pasar factura ante la opinión y volver a ubicarlo en el radar de la política tradicional que también tiene cuota de responsabilidad en la crisis de liderazgo que viven Ibagué y el Tolima.

Deja un comentario