Ricardo Orozco empieza a mostrarse, ¿demasiado?

Secretario del Interior de Barreto aspira a suceder al gobernador.

De unas semanas para acá, y tras varios meses de silencio reapareció en la agenda mediática de noticieros e informativos, Ricardo Orozco, de quien se afirma a sotto voce, estaría calentando una candidatura a la Gobernación del Tolima, en los comicios de 2019.

Orozco habla de cifras de seguridad, operativos de la Policía y convivencia ciudadana, temas que no se socializaron al inicio de su periodo como funcionario público y que permanecieron fuera de su agenda. El secretario aparecía sí en condecoraciones y ascenso de oficiales y en clonar el discurso de su jefe y hasta el de Álvaro Uribe, que pide más batallones, botas y armamento en las regiones, sin importar o no que vaya de la mano con un esfuerzo institucional y social de todas las entidades estatales para sacar adelante a las comunidades marginadas.

Se le escucha repetir la jerga policial que ya no informa sobre decomiso de kilos de marihuana o cocaína, sino para que suene más rimbombante al público, tres kilos de ‘perico’ se tornan ahora en “30 mil dosis de alcaloide que envenenan a nuestros jóvenes”.

El mismo Oscar Barreto anunció que en julio cuando culmine la Ley de Garantías, varios funcionarios abandonarán su gabinete para hacer política. Se da por descontado que salen Andrés Hurtado, quien será candidato a la Alcaldía de Ibagué; el mismo Ricardo Orozco y otros que seguramente aspirarán a la Asamblea u otras alcaldías tolimenses.

Orozco será una ficha confiable para la Casa Barreto: es de la entraña de la familia, y se conocen de tiempo atrás cuando el funcionario trabajó por muchos años en Central Pecuaria, la empresa que iniciara el patriarca de los Barreto.

Ricardo Orozco estudió Comunicación Social, siendo empleado de dicha firma, y tras alcanzar un escaño en la Asamblea del Tolima terminó su segundo pregrado en Derecho.

Tampoco está claro quién recibirá el guiño de Barreto para sucederlo, tras la caída en desgracia, por temas poco clarificados, de Mauricio Pinto, antiguo camarada del gobernador y quien le acompañó en el gobierno durante el primer mandato, 2008 – 2011.

Deja un comentario