¿Rompe Aquileo Medina con el emilismo?

Imagen: suministrada.

Últimas acciones del representante a la Cámara lo alejan de la Casa Martínez Rosales.

Luego de obtener la curul, con 21.572 votos, Aquileo Medina, exrector del Itfip, era un completo desconocido para la opinión pública del Tolima. Para nadie es un secreto que su jefe, Emilio Martínez, se echó al hombro la candidatura, y sacó adelante al aspirante.

Muchos dijeron que aunque Cambio Radical en el Tolima perdió la curul de Senado, le quedaba premio de consolación con la Cámara de Aquileo. Pero los hechos comienzan a demostrar lo contrario.

Tras posesionarse el 20 de julio en la Cámara, trascendió que Aquileo Medina no quiso nombrar en su Unidad de Trabajo Legislativo a varios recomendados que le llevó, hoja de vida en mano, Emilio Martínez Rosales.

Hace algunas semanas se conoció de una reunión de Medina con el candidato a la Gobernación, Ricardo Orozco, cercano al gobernador Oscar Barreto, lo que desató la molestia de Emilio Martínez, por cuanto el coordinador de Cambio Radical culpa al gobernador en parte por la quemada de Rosmery Martínez que no pudo retener la curul en el Senado.

Y ahora, se supo de la no asistencia de Aquileo Medina al cumpleaños de Emilio Martínez, evento que se realiza todos los años en el municipio de Espinal, y que en su última edición, como lo contó este medio, asistió el Procurador General de la Nación Fernando Carrillo.

Le puede interesar: Datos políticos en la fiesta de Emilio Martínez.

Sin embargo, se conoció que Medina envió a su esposa y varios familiares a la fiesta de Emilio, donde se excusó de no asistir por padecer de algunos quebrantos de salud.

Para rematar: a Aquileo Medina le dieron una cuota en la Gobernación de Barreto. Pablo Arteaga, fue nombrado como director de Oferta de la Secretaría de Salud, lo que acercaría al congresista a la Casa Barreto, que busca sumar adeptos para sus candidatos en las elecciones regionales de 2019.

Posesión de Pablo Arteaga. Imagen, suministrada.

Así las cosas pareciera que el representante montaría tolda aparte, desconociendo a su jefe y mentor político, algo que ocurre a menudo en la actividad proselitista.

Le puede interesar: 2019, prueba de fuego para el emilismo.

Le queda también difícil a Aquileo Medina montar una estructura con alcaldes, concejales, diputados, y clientela de contratistas para garantizar su reelección dentro de cuatro años. Menos aun cuando poco se le escucha en el Legislativo, con propuestas y proyectos, en detrimento de otros congresistas de la región que sí hacen una gestión un tanto más visible.

Deja un comentario