Salario mínimo subirá 48.262 pesos

Clara López

Clara López

La ministra Clara López determinó por decreto un incremento del 7 %. El mínimo quedará en 737.700 pesos y el subsidio de transporte en 83.140 pesos.

El próximo año, los trabajadores que devenguen un salario mínimo recibirán al mes 737.717 pesos, según lo decretó el gobierno. Esto significa un aumento de 48.262 pesos (7 %), frente al mínimo que estuvo vigente en 2016 cuando fue de 689.455 pesos.

Por otra parte, el subsidio de transporte al que tienen derecho quienes ganen hasta dos salarios mínimos se fijó en 83.140 pesos para el 2017. En el año que está a punto de terminar este auxilio fue de 77.700 pesos. Es decir, sumando los dos rubros -salario y auxilio de transporte- el trabajador que gane un mínimo recibirá al mes 820.857 pesos el próximo año.

El 2016 fue otro año de desacuerdos en la comisión de concertación salarial en la que participan patronos y trabajadores. Como es usual, la discusión entre las partes comenzó con posiciones muy distantes. Mientras las centrales obreras empezaron reclamando 14 %, los representantes de los empleadores ofrecían 6,7 %. Al final de las negociaciones, estos últimos estaban dispuestos a subir al 7 %, pero aún esta cifra era insuficiente para los sindicatos que al final se bajaron al 8,5 %, con ciertas condiciones.

Este viernes se realizó la última reunión que terminó sin acuerdo, por lo cual, el Gobierno lo estableció unilateralmente. Las cuentas del ejecutivo es que la inflación cerrará este 2016 alrededor del 5,5 por ciento, por lo tanto el incremento del mínimo llevaría implícito un aumento 1.5 puntos diferente al costo de vida con que se presume cerrará el año.

El incremento dejó insatisfechos a los trabajadores, pero tampoco se ajustó a lo que algunos analistas esperaban. Por ejemplo, Anif había considerado que el incremento del salario mínimo para 2017 debería ser de 6,3 %, en línea con la inflación proyectada para finales de este año. Según este centro de estudios, el incremento de costos salariales mermará aún más la generación de empleo, la cual registra expansiones de sólo un 0, 6 % anual (entre enero-agosto de 2016) frente al 2,7 % de un año atrás.

Cabe recordar que el año pasado, se realizó un aumento del 7 % en el salario mínimo, el cual apenas superó el nivel de inflación de 2015 que se ubicó en 6.77 por ciento. Como expresaron analistas, este año, el poder adquisitivo real de las personas que ganaban entonces un salario mínimo apenas alcanzó a tener un ligero aumento.

Es importante aclarar que este incremento del 7 %, decretado por el gobierno, solo tiene efecto obligatorio sobre los trabajadores que ganen un mínimo. Para aquellos empleados que laboran en empresas privadas, que pactan una remuneración más alta, no existe la obligación del empleador de ajustar dicho nivel.

Ahora bien, en Colombia se estima que dos millones de personas devengan un mínimo y que el salario promedio en el país es de 1,4 salarios mínimo, lo cual significa que muchos trabajadores se ven impactados por esta decisión que acaba de tomar el gobierno.

Con información de: revista Semana.

Deja un comentario