Se encadenaron pidiendo que les devuelvan a sus tres hijos

P1020845

Rosario Franco

Una humilde pareja de labriegos amaneció amarrada a un poste, frente a la Gobernación del Tolima, pidiendo que el Bienestar Familiar les regrese a sus hijos.

Bajo el inclemente sol de Ibagué, permanecen encadenados Juan Rodríguez Herrán y Rosario Franco, en protesta por haberse quedado sin sus tres retoños de 14, 12 y nueve años de edad. Cuando la mujer se cansa, su marido la releva, pero afirman que permanecerán por tiempo indefinido hasta que les definan la situación.

Su calvario, comenzó el año pasado cuando un sujeto se les llevó a la niña mayor. La joven, fue rescatada por el grupo Gaula en Cajamarca, y su plagiario está en la cárcel. Pero en la entrevista que rindiera la menor ante las autoridades, señaló que su padre, presuntamente la sometía a tocamientos indebidos, lo que motivó que una Comisaría de Familia y el Bienestar, ordenaran la protección en hogares sustitutos de la joven y sus dos hermanos.

Juan Rodríguez, dice que es mentira y que nunca ha tocado a su hija: “lo que pasa es que ese sujeto amenazó a la niña con que si no decía eso la mataba. Pero acá tengo un documento donde ella se retracta y dice lo que en verdad pasó”.

P1020847

Juan Rodríguez

Los esposos culpan a las funcionarias Dilma Basto y Paola Peña, de haberles quitado a sus hijos y de presuntamente estar buscando darlos en adopción.

Para hoy se anunciaba la mediación de la Defensoría del Pueblo, la Personería de Ibagué y de otros organismos humanitarios.