¿Se refundió dinero para estudio de reubicación de la Alcaldía?

A la derecha, José Adrián Monroy

En el gobierno de Luis H. Rodríguez se pagaron más de $300 millones.

El 11 de agosto de 2015, a menos de cinco meses de terminar el periodo de la administración anterior, el secretario Administrativo José Adrián Monroy Tafur le otorgó a Javier Andrés Bonilla Morales el contrato 2464, en cuantía de 319 millones 940 mil 992 pesos, con el fin de estudiar la posible reubicación del edificio de la Alcaldía de Ibagué.

En tan solo 25 días la Alcaldía otorgó el contrato al arquitecto Bonilla Morales quien solo acreditaba de experiencia un contrato de mínima cuantía llevado a cabo con la Cámara de Comercio de Ibagué.

Esto porque desde hace años se viene hablando de la reubicación de la Alcaldía. Algunos señalan que debe hacerse en la calle 60, donde el gobierno posee algunos terrenos cerca a la Policía de Carreteras; o incluso existe la propuesta de la viabilidad de un lote en la calle 103, según afirmó hace poco el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo.

Pero al contrato de 2015, otorgado mediante un único proponente y en tiempo récord, proponía ubicar la Alcaldía cerca de la Terminal de Transportes y contigua al comando de la Policía Metropolitana.

Con el tiempo, se desechó esa propuesta y el tema ha quedado en el olvido. De Javier Bonilla se conoce que está a cargo de la empresa Construyo Red.

Algunas semanas después de otorgado el contrato, Adrián Monroy renunciaba a la Alcaldía de Luis H. para aterrizar en la campaña del entonces candidato Oscar Barreto. En el gobierno del actual mandatario se le dio la gerencia de Egetsa y en los primeros meses de 2016 ofició como asesor del despacho.

Monroy es de reconocida militancia en el partido Conservador y en 2015 impulsó la campaña al concejo de Juan Pablo Salazar, quien habría de ‘quemarse’. También se quemó apoyando a Jhon Esper Toledo.

Hace poco, la Personería de Ibagué sancionó a Adrián Monroy por irregularidades en un contrato de suministro de equipos de oficina para la Secretaría de Hacienda.

Bueno sería que los organismos de control le echaran una revisada al contrato 2464. Podrían llevarse más de una sorpresa.

Deja un comentario