Suicidio, flagelo mundial que afecta a la capital tolimense

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, anualmente cerca de 800 000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo.

Cada suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos duraderos para los allegados del suicida. El suicidio se puede producir a cualquier edad, y en 2016 fue la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo.

Así mismo, la OMS, afirma que el suicidio no solo se produce en los países de altos ingresos, sino que es un fenómeno global que afecta a todas las regiones del mundo. De hecho, en 2016, más del 79 % de los suicidios en todo el mundo tuvieron lugar en países de ingresos bajos y medianos.

El suicidio es un grave problema de salud pública; no obstante, es prevenible mediante intervenciones oportunas, basadas en datos fidedignos y a menudo de bajo coste. Para que las respuestas nacionales sean eficaces se requiere una estrategia de prevención del suicidio multisectorial e integral.

¿Quién está en peligro?

El 79 % de todos los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos.

Los suicidios se producen impulsivamente en momentos de crisis que menoscaban la capacidad para afrontar las tensiones de la vida, tales como los problemas financieros, las rupturas de relaciones o los dolores y enfermedades crónicos.

Además, las experiencias relacionadas con conflictos, desastres, violencia, abusos, pérdidas y sensación de aislamiento están estrechamente ligadas a conductas suicidas.

Métodos de suicidio

Se estima que alrededor de un 20% de todos los suicidios se cometen por autointoxicación con plaguicidas, y la mayoría de ellos tiene lugar en zonas rurales agrícolas de países de ingresos bajos y medianos. Otros métodos comunes de suicidio son el ahorcamiento y las armas de fuego.

Según la OMS, el conocimiento de los métodos de suicidio más comunes es importante para elaborar estrategias de prevención basadas en medidas de eficacia probada, entre ellas la restricción del acceso a los medios de suicidio.

Prevención y control

El suicidio es un problema complejo y, consiguientemente, las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación.

Suicidio en Ibagué

Según el informe sobre muertes violentas emitido por el Instituto Nacional de Medicina Legal, la capital del Tolima es uno de los municipios del país que ha logrado disminuir los casos de suicidio durante el primer cuatrimestre del 2018.
Entre enero y abril de este año, la mencionada entidad registró un total de 14 casos de suicidio, mientras que en el mismo lapso del año pasado se presentaron 16 personas muertas por este concepto.
Los casos presentados durante este año trece de las víctimas han sido hombres y una corresponde al género femenino.
“Queremos seguir acompañando a los jóvenes para incentivar la construcción de sus proyectos de vida. Estamos trabajando con las familias para que haya buen entendimiento y evitar los suicidios en nuestros adolescentes”, aseguró Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud.
Cabe resaltar, que la Alcaldía de Ibagué, tiene habilitada la Línea Amiga 123 para prestar apoyo las 24 horas del día a los ciudadanos con ideación suicida.

Fuente:OMS

Deja un comentario