Taxistas de Ibagué le declaran la guerra a la delincuencia

taxistasLos taxistas de Ibagué se cansaron de ser las víctimas de los delincuentes que en las noches les roban el producto de su trabajo.

“Estamos cansados de que nos roben en los barrios de la periferia”, dijo el conductor Luis Beltrán, y agregó que el año pasado un delincuente “me dejó sin plata y sin celular”.

Otros aseguraron que “nos toca andar armados para defendernos”.

Los taxistas se unieron y decidieron instalar el denominado ‘Botón de Pánico’ ideado por la Policía para cerrarle el paso a las bandas.

La instalación de esta especie de alarmas que permite avisar a sus compañeros y a la Policía cuando están en peligro, se hizo en el estadio Manuel Murillo Toro con el apoyo de la Policía Metropolitana.

Unas 700 personas, entre taxistas y líderes comunales, cumplieorn la convocatoria contra la delincuencia y la actividad comenzó con un desayuno con tamal y chocolate.

Hubo fiesta y se entregaron llantas, radio pasasintas, kits de carretera, bonos, gorras entre otros.

El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Oscar Antonio Gómez Heredia, señaló que el Botón de Pánico frenar el ataque contra los conductores.

“La mayoría está procediendo a la instalación de este aparato y la finalidad es combatir a los delincuentes, no darles espacio para sus acciones”, dijo.

Hasta el momento se han instalado 300 botones de pánico en los taxis y se espera que en junio la ‘mancha amarilla’ cuente con este servicio.