Templos del Tolima, repletos en la jornada de amor por la vida

Imágenes: suministradas.

La cadena de oración se cumplió en Ibagué y los 47 municipios del departamento.

La Catedral de Ibagué, así como las iglesias y capillas de los 47 municipios del departamento, estuvieron a reventar este domingo en la cadena de oración por la vida, una jornada de unidad que fue convocada por la Arquidiócesis y la Gobernación del Tolima a raíz de los casos de suicidio ocurridos en los últimos días.

En la eucaristía de la Catedral de Ibagué, el Arzobispo, Flavio Calle, pidió un minuto de silencio por los 21 cadetes muertos en Bogotá y también oró por todos los que han fallecido agredidos “pero especialmente oramos por los que a sí mismo se han quitado la vida”.

La asistencia de ciudadanos fue masiva en todos los templos pero también hicieron presencia autoridades como el gobernador del Tolima, Óscar Barreto.

“Junto con los obispos de Honda, Líbano y Espinal, así como con todos los feligreses, elevamos a Dios una plegaria para que todos tengamos consciencia de nuestra propia vida y la de los demás”, señaló el arzobispo Flavio Calle.

“Nos duele en el alma que se pierdan vidas por el suicidio, porque quien muere es un hermano nuestro”, agregó y pidió que “seamos sensatos para defender nuestra vida y la de los demás”.

El gobernador del Tolima, Óscar Barreto, destacó la participación ciudadana en esta convocatoria y dijo que, además de estos actos simbólicos con alto valor espiritual, se debe seguir trabajando en el proceso de construcción de cultura de amor por la vida.

“Esta cadena de oración ha sido multitudinaria y provechosa, pero nosotros a la par desde el gobierno departamental, en unión con la Alcaldía de Ibagué, vamos a seguir adelante con las políticas y programas de ayuda profesional dirigidas a todos los ciudadanos en los municipios”, aseguró el gobernador.

Recordó que, años atrás, las jornadas de oración se hacían por el conflicto de la guerrilla, “pero hoy nos hemos congregado todos los tolimenses para orar por asuntos individuales que viven las personas”.

“La vida es un don de Dios y debemos respetarla y valorarla”, señaló Barreto, quien además pidió unidad familiar para construir esperanza y dijo que, “toda dificultad que viva el hombre, siempre es posible superarla”.

Deja un comentario