Tercera premier de la vida en Ibagué

NOTA POLITICA OK

Juan Pablo Salazar, en compañía del “Pibe” Valderrama

Este viernes 21 de febrero, Juan Pablo Salazar, el joven de la inclusión laboral de discapacitados en centros comerciales de Colombia y 6 países (450 discapacitados contratados en el país), el creador de la campaña de Remángate por la paz contra las minas antipersona, el artífice de la Fundación Arcángeles, presidente de las delegaciones colombianas paralímpicas en los Juegos de Beijing y de Londres, arriba a la capital tolimense.

En la plazoleta Darío Echandía de Ibagué, a las cuatro de la tarde, presentará el equipo colombiano de rugby paralímpico.

Perfil

Hace casi 10 años, el  publicista bogotano de 33 años, Juan Pablo Salazar, sufrió una lesión en la médula espinal mientras celebraba la boda de su hermana. Salazar quedó paralizado del cuello para abajo, pero a diferencia de muchos en sus mismas circunstancias que piensan que la vida se termina ahí, él decidió que esta era una oportunidad para hacer algo por los demás.

Fue así como luego de pasar por todo el proceso de culpar a Dios, auto compadecerse e intentar un proceso de rehabilitación con los médicos de Teletón, viajó a Estados Unidos, donde no solo llegó a aceptarse en su nueva condición sino que decidió traer a Colombia el método de tratamiento que él había experimentado. Método donde era fundamental la aplicación del deporte para recuperar la motivación para luchar y vivir.

A partir de este momento, inició un proceso vertiginoso y exitoso de lucha por mejorar las condiciones de la población con discapacidad en Colombia. En primer lugar, creó la Fundación Arcángeles en donde se brinda un apoyo a las personas con discapacidad que va desde la rehabilitación física a la inclusión laboral. Paralelamente, Salazar comenzó incursionar en la dirigencia deportiva a través del desarrollo del rugby en silla de ruedas en Colombia. Más tarde creó el programa de inclusión laboral Gran Estación, que hoy ha sido replicado en más de cinco países de América y que se basa en emplear como guardias a personas con discapacidad.

En los últimos años, Salazar se ha consolidado como dirigente deportivo, al punto que en la actualidad es el presidente del Comité Paralímpico colombiano, labor que alterna con su trabajo como activista de derechos humanos. En este campo su principal realización ha sido la creación y dirección de la campaña Remángate contra las minas antipersonales, que logró que personas de más de 70 países del mundo se solidarizaran con las víctimas de estos artefactos.

Juan Pablo hoy es el presidente de un grupo empresarial dedicado a la rehabilitación de personas con algún tipo de discapacidad y un destacado conferencista internacional, cuya principal bandera es que la discapacidad es una condición y una relación y, por lo tanto, al discapacitado no se le debe marginar, ni compadecer sino aceptar y vincular. Sin embargo y pese a los avances, aún hoy debe luchar diariamente para adaptarse a un entorno que no tiene en cuenta a las personas con discapacidad ni en su movilidad ni en su arquitectura.

 

Deja un comentario