Triple salto mortal de la liberal Carmen Sofía Bonilla

Imagen: Alcaldía de Ibagué.

Contra todo pronóstico aterrizó en el gobierno del conservador, Andrés Fabián Hurtado.

La sorpresa de la crisis de gabinete desatada en la Alcaldía de Ibagué después de la Navidad corrió por cuenta de la designación de Carmen Sofía Bonilla, como nueva secretaria de Desarrollo Económico en el gobierno del ingeniero Hurtado.

La dama, reemplaza a Diana Sofía Segura, quien era cuota y muy cercana al senador azul Miguel Barreto Castillo.

Lo que está por establecerse es si Carmen Sofía Bonilla milita ahora en la Casa Barreto, o si continúa bajo los lineamientos de Mauricio Jaramillo, el viejo y desgastado cacique del partido Liberal en el Tolima.

Y es que de la mano de Jaramillo, Carmen Sofía ha alcanzado posiciones burocráticas (sin conocerse emprendimientos en lo privado), como la dirección de Cortolima; un puesto de importancia en el Acueducto de Bogotá.

Le puede interesar: Célebres traiciones en la política.

También se desempeñó como secretaria de Apoyo a la Gestión en el gobierno del presidiario y corrupto exalcalde de Ibagué, Luis H. Rodríguez. Y probó suerte en la lista a la Cámara de Representantes del liberalismo, en 2018, como relleno y solo para completar la cuota legal de género.

Y es que el alcalde Andrés Hurtado también tiene ‘rojo’ en su corazón: en sus inicios en lo público desempeñó un cargo directivo en el Ibal, y luego la administración del Aeropuerto Perales, con aval del exalcalde de Ibagué, Rubén Darío Rodríguez, quien se pasó a Cambio Radical y ahora trabaja con la Casa Barreto.

Todos estos movimientos se entienden como los ajustes previos a las elecciones a Congreso de 2022 donde debe replantearse el mapa y el ajedrez político de la región.

Otros cambios

Hurtado designó a Carlos Cerón en la dirección del Sisbén, un profesional en administración de empresas, con recorrido como contratista en varias dependencias oficiales.

En la gerencia de Infibagué fue nombrada Paola Arbelaéz, quien es la esposa de Nicolás Barreto, sobrino del exgobernador del Tolima, Oscar Barreto.

En realidad, la dama fungía como el poder en la sombra en el Infi, desde la Secretaría General, ya que la exgerente Paola Álvarez, esposa del dirigente José Barreto Castillo, tenía poco o ningún margen de acción en materia presupuestal y de contratación.

Este movimiento confirmaría que las relaciones entre los primos Barreto Quiroga y Barreto Castillo, no pasan por buen momento y que la lucha entre Oscar y Miguel Barreto, para alcanzar una curul en el Senado en 2022, será como se dice popularmente “con el cuchillo entre los dientes”.

Deja un comentario