Últimas movidas de Saúl Cruz

Saúl Cruz.

El lobista busca acercar de nuevo a Oscar Barreto con el uribismo.

Poco se ha vuelto a conocer públicamente del tolimense Saúl Cruz, antiguo subsecretario del Senado, quien saltó a la palestra nacional luego de fingir un ataque a un camarógrafo de Noticias Uno, lo que le valió una sanción de varios meses por parte de la Procuraduría.

Le puede interesar: la agresión fingida de Saúl Cruz.

Ahora se sabe que Cruz, con militancia de toda la vida con el partido Conservador, anda muy pegado al presidente del Senado, Ernesto Macías. De hecho, Cruz y Macías fueron vistos en Ibagué hace pocos días en un homenaje que se le tributó a Francisco Mejía, nombrado en la presidencia del Banco Agrario.

Lo que se afirma por parte de fuentes conocedoras de la política local es que Saúl Cruz busca acercar de nuevo al gobernador Oscar Barreto al uribismo, luego del distanciamiento, de todos conocido, del mandatario con el Centro Democrático, pese a que este partido lo apoyó para lograr el triunfo en 2015.

También se filtró que la misión de Cruz es conseguir que el partido del senador Álvaro Uribe apoye a los candidatos de Barreto, tanto a Alcaldía de Ibagué, como a Gobernación del Tolima, en las elecciones del próximo año.

Pero muchos ven como imposible ese acercamiento ya que Barreto ha tenido fuertes enfrentamientos contra dirigentes del uribismo, como Paloma Valencia, a la que señaló de tener una “curul prestada“. La senadora también acusó públicamente a Barreto de ser un ‘estafador‘ al recibir los votos del uribismo en 2015 y luego darle un portazo al Centro Democrático.

De igual forma se conoció que Saúl Cruz anda buscándole coloca al conservador Alfredo Bocanegra, exdirector de la Aeronáutica Civil, durante el gobierno Santos.

Saúl Cruz fue clave en lograr el archivo de la sanción de 11 años que la Procuraduría le había impuesto a Oscar Barreto, y lo que le permitió a este alcanzar su segundo mandato en el cargo. Sus críticos también le deploran que no ayude a la región tolimense con obras y realizaciones, sino intrigando a la sombra en los corrillos políticos para su propio beneficio.

Cruz fue muy cercano al exprocurador Alejandro Ordoñez, pero lo abandonó tan pronto este fue destituido. En el pasado también fue cercano al exsenador tolimense Luis Humberto Gómez Gallo, pero tras la caída en desgracia del congresista, Cruz ni fue a visitarlo a la cárcel. Algunos lo ven como un experto en acomodarse al árbol que más le dé sombra.

La pregunta que queda en el ambiente es si el dirigente se acomoda ahora a las toldas del uribismo vía Ernesto Macías, o si desconocerá su militancia de muchos años en el partido Conservador.

Le puede interesar: las movidas de Saúl Cruz en la Procuraduría.

Deja un comentario