Una reflexión sobre Ibagué y su productividad

#SOYCAPAZDEEMPRENDERPORIBAGUÉ

Jhon-Esper-ToledoAunque nuestro municipio, ha mejorado en diferentes indicadores como empleo, productividad, pobreza e ingreso; es evidente que enfrentamos nuevos desafíos en temas de desarrollo al predominar en nuestra economía el comercio, los servicios y las pequeñas empresas, que no crecen al mismo ritmo de la ciudad; reflejando la necesidad de pensar a Ibagué como una ciudad que no solamente genere crecimiento económico sino que potencialice el capital humano y las ventajas competitivas, logrando cerrar la brecha de desigualdad entre los diferentes niveles sociales.

Es fundamental pensar en una estrategia con visión a largo plazo que contemple las diferentes problemáticas de nuestro municipio como oportunidades que articuladamente entre los diferentes actores, públicos, privados y sociales conduzcan no solo a mejorar y elevar la calidad de vida de la población sino que impacte ambiental, cultural y económicamente al territorio de manera sostenible.

La economía local, está sustentada en mayor proporción por lo que adquirimos fuera, mas no por los bienes y servicios que ofrece el municipio para satisfacer nuestras propias necesidades, las diferentes regiones de Colombia y a nivel internacional, el efecto que produce este suceso es el estancamiento de nuestra economía.

Los ibaguereños podemos mentalizarnos en ser más ambiciosos, en creer en nuestras potencialidades y en ser conscientes que a pesar de la falta de recursos, primero necesitamos generar cultura de amor por nuestra ciudad y sentido de pertenencia, trabajando unidos en una sola visión, debemos enfocarnos en crear tejido social direccionado hacia el cambio en cuanto a la participación activa en las decisiones, donde juntos construimos la base para el desarrollo del territorio.

En países desarrollados catalogados con estándares de calidad de vida superior, le apuestan al Emprendimiento entre los ciudadanos como una estrategia de impulso y transformación productiva, lo anterior nos lleva a concluir que el emprendimiento es un factor que cada persona es libre de desarrollar, pero son las administraciones locales las que deben propender medidas de tipo educativo que fomenten los valores necesarios para incentivar la cultura del emprendimiento aprovechando las ventajas comparativas y características únicas del municipio, dando la oportunidad no solamente a nuevos empresarios sino también fortaleciendo a las empresas a crecer de manera rápida, sostenible y rentable.

Esto será posible si logramos encadenar a las empresas, el Estado, la Academia y al ciudadano del común.

En Ibagué somos capaces de hacer mucho en el campo del emprendimiento y la innovación, somos de naturaleza creativa, trabajadora y transformadora, tenemos iniciativa y sobre todo capital humano, el paradigma es: ¿Tú eres capaz de ser parte de este sueño?

Por: Jhon Esper Toledo Castañeda, Magister en Gobierno Municipal.