Unos generales, socializan la paz: ¡una Revista, (re) edita el terror!

Imagen de referencia

El emporio editorial el poder y de la excluyente política rola, autodenominado Semana.com, esta vez la sacó cara: (re)imprimir el terror (Contagio radio julio 18 de  2018), hacer el mandado a la derecha pre gobernante y fungir de medio de comunicación liberal a expensa de los amenazados Coronell, Dussán o quizá del hijo de la élite, el Caballero Calderón, por ejemplo, sencillamente no les funcionó.

Acostumbrándonos como estábamos en provincia o villorrio, a que las hojas del medio de la alucinocracia bogotana dictaran el monstruo de moda, de cuando en vez, mientras se repartían entre sí el botín en la orgía de droga del poder de sus vástagos, ausentes del mismo.

Empero, algo no cuadra.

Ese algo se lo deberán explicar a sus amanuenses y poderosos informantes en esta pretendida Paz Estable y Duradera.  Por lo menos, el explicarle su doble juego, por un lado con el dinero de la Paz: El Común y sus millones de dólares de Usaid, y por el otro, su reciente beneficiosa diatriba matriz del aupado terror disidente “El Plan para Refundar las Farc.

Para corroborar lo anterior, más que nadie, que se lo confronte una de las suyas: la valiente freelance Andrea Aldana: La contundente respuesta de periodista ante portada de revista Semana.

 Sin embargo de mano, como siempre, les ganó la univoca prensa regional, cuando preguntaba y repreguntaba, a través de los ignotos pero avezados periodistas de la Voz del Tolima (Emisión de julio 19 de 2018), al general Vinicio Morales:

¿A usted, general, que le dicen las disidencias tantas veces impresas en portada y su matriz del terror desde antaño libreteado? 

Sencillo.  Dijo y redijo el armado y frentero militar: “No hay tal. Solo bandidos criminales y alarmismos de la revista”.

Para qué más.

Si, como ya lo dijera, en su momento, el viejo Manuel Marulanda Vélez: “a ustedes los medios, les cabe su responsabilidad y deben sentarse a dialogar como todos nosotros” (SIP rechaza a Marulanda, enero 31 del 2000).

En el entretanto, a este señor militar general Vinicio Morales, al igual que al expolicía, general Oscar Naranjo, cuando afirmó en el hotel Casa Morales de Ibagué, invitado por el socialista alcalde Jaramillo (Alcalde de Ibagué invita a O. Naranjo): a un año de la Paz Estable y Duradera, con la misma guerrilla siempre cumplidora, soltara el que solo la empresa Panamco (Coca Cola), afirmaba este expolicía, después de dos años, como la que únicamente ha ofrecido empleos en el posconflicto a lxs reincorporadxs.

Luego, como dijera el asqueroso Descartes: si la militancia armada del gobierno colombiano, está en sintonía de la Paz Estable y Duradera:

¿Quién carajos hoy se arropa el honor militar de la confrontación: acaso desde su centro comercial irrentable, o desde su hacienda inundada de cadáveres insepultos, o desde su torre arquitectónica, o desde su zona franca en Picaleña, o desde las Victorias, o desde su embarcadero de droga, o desde su curul en la Asamblea o Concejo, o quizá desde su cátedra o silla universitaria, o al menos quizá desde su piso en el Palacio de Justicia de la calle Novena con Segunda, o si acaso en algún ignoto cuarto Esperanza del complejo de la Fiscalía en el Papayo de la Quinta?

La guerra se transa con quienes, se dieron la pela.

Así na más.

Lo demás son los Ferro y su prostitución de oficiales y muchachitos de Policía, los Yepes y su red de santofimistas, los Barreto y su infamia, los Aquileo y sus bendecidoras de peluqueros, los proclives y genuflexos Chocos, los Duques y sus fundamentalistas Mira, los Guillermo Santos y sus 500 mil Jefes y los otros encuevados, los Gaitán y su retaguardia de los rojos Atá, los Mejía y sus fondos ganaderos, los Paloma y sus abuelos tiranos, los Matiz y su progenie innombrable, los Arango y sus amplios democráticos, los Robledo y sus vergonzantes Gordillos.

La señora Beatriz González y su rebeldía liberal contra la égida de la infamia Gaviria, Lennon y sus salmones U.T., el señor Hincapié con su pasado liberal que lo sepulta y los muchachitos, muchachitas y muchachitxs criadas por el señor Jaramillo a contrario sensu dan para acompañar a la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

P.D: Si algo en estos días le llegase a pasar acaso un rasguño en la ahorta, un disparo, una caída esporádica o un infarto inusitado ante su amada gata, al periodista, contador público, librero y cronista Alexander Correa Carvajal, muchos de sus allegados y tertulios ya estamos informados de sus eventuales enemigos o contradictores.  Así que la anquilosada y bendecida veta criminal solemnizada por fiscales y jueces abyectos, es voz populi y no del tal Dei o Dux, sino por el contrario de la Corte Penal Internacional, que es más efectiva que cualquier superstición religiosa cristiana, musulmana, judía, animista o budista.

Por: Luis Orlando Ávila Hernández, Ingeniero agrónomo, propietario de la ex Tienda Cultural La Guacharaca.

Deja un comentario