Viacrucis cada dos meses para la tercera edad por cobro de subsidios

Ancianos cobrando el sudsidio

Ancianos cobrando el sudsidio

Largas filas y los rigores del clima deben soportar los ancianos.

Cada dos meses es la misma historia para miles de ciudadanos de la tercera edad.

Cuando deben cobrar el auxilio del gobierno, consistente en 150.000 pesos bimensuales, los ancianos se acercan a las oficinas de Punto Red a recibir el dinero a través de ventanilla.

En Punto Red de la carrera Quinta con calle 37 viven toda una odisea pues, primero, deben levantarse de madrugada para acceder a una buena posición en las largas colas.

Segundo, abordar busetas no es fácil dada su edad o enfermedades que presentan que impiden moverse con facilidad, como dolores en las piernas y hasta ceguera.

María Vicenta Cuéllar, una anciana de 77 años, quien vive en Buenos Aires, hoy se levantó a las cuatro de la mañana. Con dificultad tomó una buseta y llegó a la cola a las seis de la mañana pero la encontró llena.

Para que me dieran el dinero tuve que esperar cuatro horas de pie y terminé mareada y con dolor de cabeza por el frío pues nos llovió”, dijo.

Luisa Santos, quien vive en San Bernardo, dice que el cobro es un viacrucis.

Hoy nos llovió y tuvimos que lavarnos en la cola para poder cobrar”, señaló la señora de 75 años.

Es muy duro para un viejo estar de pie tres y hasta cuatro horas, porque uno llega a la cola a las seis de la mañana y recibe el dinero a las 10 o a las 11 si le va bien”, dijo.

Ella pide un sistema diferente para ponerle a fin a las madrugadas.

Hace dos meses también hice cola y salimos con la cara tostada pues nos hizo mucho sol”, dice Atanasio Espinosa, quien vive en El Salado.

Deja un comentario