Víctimas en Tolima recuerdan a sus familiares en el día de la desaparición forzada

Desaparición forzada en Colombia

La dolorosa efeméride fue institucionalizada el 30 de agosto.

Uno de esos casos emblemáticos de desaparición en el Tolima, es el del coronel del Ejército Mario Alfaro, a quien sus familiares le perdieron el rastro desde el 20 de mayo de 2.002.

El militar, fue desaparecido y asesinado por integrantes del Bloque Tolima de las Auc, al parecer porque Alfaro se negó a pagarles extorsión. El crimen, fue reconocido por los postulados en las audiencias de justicia y paz.

A Alfaro, se le vio por última vez en zona rural del municipio de San Luis, Tolima.

Los exparas prometieron a los familiares entregar las coordenadas del sitio exacto donde inhumaron al coronel, pero a la fecha no ha sido posible el hecho, para que las víctimas puedan hacer su duelo y tengan un lugar digno donde recordar a su familiar.

Según testimonio entregado a la justicia por el exparamilitar alias ‘El Teniente’, el cuerpo de Mario Alfaro permanece en una fosa, junto a otros dos jóvenes ultimados por el Bloque, y quienes eran oriundo del sector de El Totumo, zona rural de Ibagué.

Mario Alfaro

Mario Alfaro

Como este hay cientos de casos en la región de víctimas del conflicto armado, de Auc, de Farc y de agentes estatales que no aparecen y que siguen manteniendo en estado de zozobra y olvido permanente a sus deudos.

Solo unos pocos han logrado que la justicia los visibilice o que se sepan las verdades a medias, pero el resto, permanece en la dolorosa categoría de lo que el escritor Alonso Salazar llamó como “la noche y la niebla de las desapariciones forzadas en Colombia”.