Líbano
Líbano, Tolima.

10 añitos tenía Isidro Parra cuando fundó el Líbano

Miguel Salavarrieta Marin
Miguel Salavarrieta Marín

Con alguna frecuencia se suscita un debate sobre la fecha de fundación del Líbano (Tolima) al existir varias corrientes de opinión con base en hechos históricos internos y externos del acontecer de la aldea y en los diversos actos legales que se produjeron en torno a la formación y jerarquización de la población hasta su erección como municipio, acogiéndose oficialmente el día 23 de abril de 1849 como fundación, cuando para entonces el valiente fundador, Isidro Parra Parra, estaría cerca a cumplir 10 añitos de edad, pues su nacimiento data del 15 de mayo de 1839, a lo que sumamos el hecho de que solo 16 años después de ese abril de 1849 hizo presencia en este valle de los cedros.

La fecha oficial de fundación la adoptó el Concejo Municipal del Líbano, por Acuerdo 016 de marzo 11 de 1994, que en su artículo primero textualmente establece “Declarar el 23 de abril de todos los años día cívico en todo el territorio del Municipio de El Líbano, por ser la fecha en que la nación le da validez jurídica a nuestra historia local”.

Sí acudimos al Decreto del 23 de abril de 1849 de la Nueva Granada, suscrito por el presidente José Hilario López, encontramos que se habla de “que con el fin de que se establezca un nuevo distrito parroquial…entre el río San Juan y Vallecito, en la provincia de Mariquita…” se crean atractivas concesiones a los pobladores que se establezcan en dicho espacio, entre ellas 50 fanegadas a cada uno.

Dicha norma, aunque deducimos que en esa área está El Líbano, no es explícita, fue escrita como una intención o proyecto, no es contundente con el nombre de la parroquia a crear, como sí figura en otras disposiciones de creación de parroquias. Además, este Decreto no cumplió su objetivo y ocho años después fue necesario prorrogarlo.

Varios historiadores e investigadores se han ocupado desde hace varios decenios de este complejo tema que se vivió en el convulsionado siglo XIX, dejando serios y soportados estudios que aportarían a esclarecer este hecho histórico de la fundación, así como de rendir el homenaje justo a su líder y a quienes lo acompañaron en esta tarea o lo precedieron en la llegada al territorio y con quienes la historia y nosotros hemos sido poco amables.

Es justo reconocer que en los últimos años, el historiador Luis Gabriel Calderón, con un vasto soporte documental histórico, publicado en uno de sus libros, en favor del 27 de enero de 1866, la otra fecha de mayor lógica y coherencia, propuesta que ha sido derrotada por la indiferencia de las administraciones locales.

Aunque no es debate que quite o ponga para el desarrollo del Líbano, pero sí para nuestra identidad, sugiero, si es parecer de la nueva administración local, dilucidar este interrogante, encargando a un tercero imparcial, serio, objetivo y con autoridad como la Academia de Historia del Tolima, entidad que tuvo esa misión con la fecha conmemorativa de la fundación del Tolima y de paso que nos cuenten si el nombre del municipio es Líbano o El Líbano y cuál es nuestro plato típico, no como quisieron hacerlo, por votación mayoritaria, en novedosa metodología local para un plan turístico.

Por: Miguel Salavarrieta Marín

Comunicador Social

Ex director de Cultura del Tolima.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Movilidad en Ibagué

Así quedó el pico y placa en Ibagué

Los conductores recibirán un comparendo pedagógico si incumplen. Deja tu comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org