Luis Carlos

AI

“¿Qué es lo que nos hace humanos? No es algo que se pueda programar.
No se puede introducir en un chip. Es la fortaleza del corazón humano
la diferencia entre nosotros y las máquinas”, (Terminator).

Pensábamos que en el 2000 las ciudades de todo el planeta tierra estarían atiborradas de robots, carros voladores y todo ese montón de cosas que veíamos en las películas de la época, en algunas series de tv y en los mismos dibujos animados.

Estábamos convencidos que para este tiempo todo sería automatizado, con naves recorriendo el espacio y encontrando nuevos mundos y con personas con utilizando piezas robóticas en sus cuerpos.

Pero, cuando llegó Schwarzenegger de la mano de Cameron algo cambió en nuestras mentes; de hecho, el futuro tecnológico dejó de parecernos tan agraciado. Por supuesto, luego llegaron nuevas series, nuevas caricaturas en donde nos mostraban que la Inteligencia Artificial o (AI) no serían tan benevolente con la humanidad que todo destruye.

Pues bien, estamos en el 2023 y hasta el momento, seguimos pagando una gasolina costosa para poder mover nuestros vehículos. Todavía hacemos fila en el autoservicio y en los bancos y lo que es peor, seguimos contaminando.

Sin embargo, lo anterior no quiere decir que no hayamos visto los adelantos de la AI; hoy por hoy sabemos que existen robots que, aunque limitados, ya parecen seres humanos; de hecho, personajes como Elon Musk ya tienen la esposa ideal de titanium y sensores.

Aunque Musk no es el único que ha hecho algo que para muchos resulta ser enfermo. Pero, como ya lo hemos visto tantas y tantas veces en el cine y en series como Black Mirror, entre otras, pues es normal.

Así como es normal el uso de los celulares que cada día nos atrapan más y más ¿A dónde vamos a parar?
En fin, no sé si esta generación lograra ver hasta donde llegará la AI de la mano del hombre. Es cierto que muchas cosas están cambiando y de qué manera. Los carros voladores no inundan el mercado, pero, ya se tienen prototipos de ellos y las mujeres robotizadas ahora son las reinas de la industria pornográfica desplazando a las de carne y hueso.

Como sea, el hombre es un verdadero terminator y se las arreglará para crear el caos y la destrucción de su especie, de eso no hay duda. Ya lo hemos visto en diferentes oportunidades. Así que solo nos queda esperar a que Sarah y John Connor sean tan reales como la AI y si la cosa se pone peluda, nos echen una manito para salvar a la humanidad del exterminio de las máquinas.

Por: Luis Carlos Rojas García, escritor.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Luis Carlos Rojas Garcia

La nominación

Orgullo, realmente siente uno orgullo cuando se encuentra con una noticia como esta: ¡La nominación …

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org