Cambio Radical: entre la crisis, la continuidad y la oportunidad

Emilio y Rosmery Martínez. Imagen: tomada de Facebook.

Así están las cosas en el movimiento político de cara a las elecciones de 2022.

La reciente salida de Mauricio Ortiz Monroy de Cambio Radical, exalcalde de Espinal en dos oportunidades en asocio con la familia Martínez Rosales y también exdiputado, ha encendido las alarmas sobre lo que está pasando al interior de uno de los partidos más exitosos  y representativos del Tolima en los últimos años.

Fuentes de Cambio Radical indican que la madre del dirigente, doña Ema Monroy, una de las matronas más respetada de Flandes y Espinal, estuvo siempre del lado de los Martínez Rosales, aunque en las pasadas elecciones le negaron el aval para su candidato en Flandes, situación que tiene su origen en la pelea desatada entre Emilio Martínez y el actual Representante Aquileo Medina, disputa que ha generado grietas en todo el departamento.

Mauricio Ortiz se va para el partido de la U del Representante Jaime Yepes donde está muy enredado el umbral y sin confirmarse aun si este va apoyar a Yepes o va ser parte de la lista como candidato. Mauricio Ortiz es quizá el primer dirigente ‘propias tropas’ del emilismo en Espinal que sale de la casa Martínez Rosales públicamente. Aunque en silencio ya lo hicieron el exdiputado Orlando Segura y el exalcalde de Espinal, Orlando Durán.

Le puede interesar: ¿Se jubilarán los viejos caciques de la política?

Emilio Martínez Rosales ha sido sin duda alguna el máximo líder de Cambio Radical desde hace casi 20 años, no en vano, su hermana fue tres veces Representante a la Cámara y un periodo como senadora. Se quemó en su intento por repetir al Senado en 2018 y posteriormente en su aspiración por llegar a la Gobernación en el 2019, con casi 160 mil votos, con el apoyo del partido Liberal, Alternativos y Cambio Radical.

Parte de la derrota de Rosmery a manos de Ricardo Orozco, se debe a la aplanadora de la Casa Barreto (con alcaldes, burocracia y enorme chequera) y también a los evidentes problemas cognitivos de la dirigente, que no se conocían en la región, y que salieron a flote con los deshilvanados discursos que pronunciaba y sus constantes salidas en falso, que le merecieron memes y cientos de burlas en las redes sociales.

Es decir que el emilismo viene de capa caída y la crisis con la salida de importantes alfiles como Durán, Ortiz y Segura podrían acabar de asestarle el ‘golpe de muerte’ a Emilio, quien se resiste en dar el paso al costado o promover a otros dirigentes, diferentes a su núcleo familiar.

Le puede interesar: La ‘desequidad’ de Rosmery Martínez. 

¿Qué está pasando en un partido donde su director, German Vargas Lleras, fue Vicepresidente, con una gruesa bancada en el Congreso y siempre respaldó los proyectos políticos de la familia Martínez Rosales honrando la amistad que por años los unió? Al interior del partido y en la ciudad pelachiva dicen que la crisis arrancó cuando Emilio Martínez, decidió por encima de muchas personas hacer renunciar al diputado Juan Carlos Tamayo a la Asamblea, lanzarlo a la Cámara en fórmula con su hermana al Senado.

Fuentes de Cambio indican que Rosmery siempre despreció a Tamayo y lo descalificó, lo que generó tensiones y poca camaradería en la campaña de 2014. La moneda se volteó y en 2019 Juan Carlos Tamayo, con aval del Centro Democrático le arrebató la Alcaldía de Espinal al emilismo, uno de sus principales baluartes burocráticos. La lista de Cambio a Congreso en 2014 no alcanzó el umbral por muy pocos votos y Tamayo resultó quemado con 19.000 votos. También aspiró a la Cámara el hondano Juan Guillermo Beltrán Amórtegui, quien obtuvo una votación cercana a los 8.000 votos.

A pesar de que Emilio Martínez se preocupó por llenar de contratos a Juan Carlos Tamayo nadie en Cambio Radical entendió la consecuente pelea, terminaron distanciados y Juan Carlos Tamayo aterriza en el Centro Democrático como concejal y posteriormente le arrebata la Alcaldía pelachiva por primera vez en 16 años a la familia Martínez Rosales que apoyó a Johan Niño en el 2019.

Le puede interesar: ¿Qué será lo que quiere el Negro?

Johan Niño, hoy concejal de Espinal, y con su esposa en la Unidad de Trabajo Legislativo del senador Miguel Barreto, parece estar muy lejos de Emilio Martínez a pesar que vota en el Concejo con los cuatro concejales de Cambio Radical que hacen oposición. Los otros tres concejales de Cambio Radical son cercanos al Representante Aquileo Medina, quien tiene hoy en la Alcaldía a su prima como secretaria de Gobierno y dos direcciones más al interior de la Administración, refieren fuentes en la Alcaldía.

Merece capítulo aparte y será objeto de investigaciones posteriores los contratos millonarios de varias personas cercanas a Emilio Martínez en la Procuraduría General de Fernando Carrillo. Se tienen registrados tres contratistas como Esperanza Campuzano, Nubia Oyuela ex 472 y Mónica González, esposa de Álvaro Sánchez, conocido en los círculos de Ibagué, como el ‘Capitán Veneno’, alguien que no tiene votos ni estructura pero que se sabe mover como buen lobista. Todos esos contratos suman 310 millones de pesos, con honorarios que oscilan entre nueve y 11 millones mensuales para cada una durante dos años en la era Carrillo en la Procuraduría.

Le puede interesar: Así opera un concejal. 

Carlos Álvarez, excandidato a la Asamblea, hoy con cargo de planta en la Procuraduría, sin contar con el control absoluto que tuvo la Familia Martínez Rosales de las Procuradurías Provinciales de Girardot y de Ibagué durante tres años. En Espinal e Ibagué señalan que Emilio Martínez le da contratos y cargos a quienes no tienen votos o nadie conoce y que solo ubica a sus familiares, como el caso de su hermano Oscar Germán Martínez, que estaba de magistrado de la Comisión de Disciplina Judicial (antes fiscal delegado ante el Tribunal de Ibagué); y su hermana Roselin que lleva más de 10 años en la Dirección Médica del Inpec.

El sector más independiente de Cambio Radical hoy, lejos de estas rencillas y por estar enfocado en el Norte del Tolima, es liderado por el exalcalde de Honda, exdiputado y exgerente de la Fábrica de Licores Juan Guillermo Beltrán Amórtegui, considerado un hombre hábil, serio y concreto en los asuntos de la política, señalan al interior de Cambio Radical. Ha sido leal y se ha mantenido al lado de los Martínez, Rosales desde su llegada en el año 2012. Beltrán tenía un movimiento ciudadano denominado Honda Primero y decidió llegar a Cambio Radical, hizo lista a la Cámara en el 2014 y siempre se quejó que nunca le cumplieron por su esfuerzo con votos que contribuyó a hacer el umbral. Sin embargo, fuentes de Espinal aseguran que continuó y ha sido leal a todas las directrices de los Martínez Rosales y de Germán Vargas Lleras.

Le puede interesar: Aquileo Medina destronó a Emilio en Cambio Radical.

Es considerado el alcalde más exitoso de la Ciudad de los Puentes, cercano a empresarios regionales y al sector de la Salud. Logró elegir como sucesor a su concuñado Richard Fabián Cardozo y catapultar al joven exconcejal de Honda Carlos David Ñustes como Diputado, por encima de exconcejales de Ibagué como Víctor Gracia, exdirigentes como José Soto y Fredy Torres, candidatos del Representante Aquileo Medina y del exrepresentante Pompilio Avendaño, respectivamente. En la Ciudad de los Puentes le reconocen que las grandes obras que transformaron la ciudad las terminó Beltrán, hizo grandes escenarios deportivos y logro ubicar a Honda como destino turístico envidiable.

Le puede interesar: Alcalde de Honda salió ganador en las elecciones.

Por el sur del Tolima se habla de Leydi Gómez como una nueva dirigente, cercana a la familia de ingenieros Contecha y candidata a la Cámara por el Tolima del senador Antonio Zabaraín, alfil de la Casa Char. No tiene registros de participación en política, trabajó con el partido Liberal y el Representante Ángel María Gaitán y la describen como carismática e inteligente.

Muchos culpan de la crisis a Emilio Martínez Rosales pero es obvio que ha tenido éxitos insuperables en el partido. Sin embargo, esté en un momento decisivo en su trayectoria política, sin alcalde del Espinal, sin la Empresas de Servicios Públicos del Espinal, sin la Procuraduría de Girardot, donde dicen junto con la Provincial de Ibagué se les fue la mano en el ejercicio del poder sancionatorio y de apertura de indagaciones sobre alcaldes y con el ITFIT dividido, no la tendrá fácil a la hora de captar votos para las elecciones de 2022.

Le puede interesar: La Casa Char, un concejal de Ibagué y la CCI

Es evidente que Rosmery tiene ventaja en la región si logra concentrarse con su hermano y no pelear de manera pública con Emilio Martínez. Aquileo deberá demostrar que tiene su propia estructura y el poder de la credencial como Representante a la Cámara (ya que en 2018 llegó por el endoso de votos del etilismo). Leydi Gómez tendrá la oportunidad de dar la sorpresa por ser nueva y joven. Juan Guillermo Beltrán podrá ser la respuesta de los hondanos y del Norte del Tolima para volver al Congreso con un candidato fresco y que demostrado gestión y ejecutorias públicas.

La pelea es peleando y la de Cambio Radical promete dar mucho de qué hablar en este año y los tres meses de campaña de 2022. Umbral tienen, ¿pero quién se llevará la curul? Cambio Radical, nos confirman desde la dirección de Bogotá, no tiene solicitud de Aval para el Senado por el Tolima. Han avanzado en el Tolima el senador Antonio Zabaraín de los Char y se habla del senador Carlos Fernando Motoa del Valle quien, ha tenido acercamientos con el equipo de Juan Guillermo Beltrán, y podría llegar a disputar los votos tolimenses, de concretarse las alianzas y acuerdos políticos.

Deja un comentario