El planeta de los Tombos

Imagen de referencia.

“Simio no mata simio”, (El planeta de los simios).

Bitácora Espacial 2019:

 Soy el capitán Edward  Robertson de la nave espacial  Aurora 5. He despertado de mi Hiper-sueño en un planeta extraño, mi tripulación ha desaparecido. Me dispongo a realizar un reconocimiento de la zona. He perdido toda comunicación con la estación Andrómeda. Mis recursos son limitados. Envío señal de auxilio con la última recarga de energía que queda en mi nave. Espero que alguien pueda ayudarme.

 Bitácora Espacial 2020:

 Soy el capitán Edward Robertson de la nave espacial Aurora 5. Hace más de 15 días que dejé atrás mi nave espacial. Este planeta cuenta con agua potable, bastantes alimentos  y lo mejor, el aire es respirable; sí, tuve que arriesgarme y me retiré el casco de protección ya que mi oxigeno se terminó; para mi fortuna, puedo respirar sin ningún problema en este lugar. Se parece mucho a nuestro hogar, el planeta tierra. Creo que si todo sale bien, podremos enviar una nave colonizadora dentro de poco. Seguiré mi exploración.

 Bitácora Espacial 2021:

 Soy el capitán Edward Robertson de la nave espacial Aurora 5. Este es un aviso de alerta. He tenido que esconderme. Estoy siendo perseguido. Encontré vida en este planeta, pero…  ¡No son humanos! ¡Repito! ¡No son humanos! Se parecen a nosotros pero no son humanos. El planeta está gobernado por una raza extremadamente peligrosa y violenta, se hacen llamar: Los Tombos.

 Estoy en el planeta de los Tombos y son unos asesinos, atacan en manada, llevan una especie de armadura que les protege y cargan consigo todo tipo de armas peligrosas con las cuales someten, secuestran, violan, desaparecen y asesinan a todo aquel que se atreva a protestar. Tienen doblegadas a las pequeñas poblaciones. No tienen piedad al matar a los de su misma especie.

 ¡Por Dios! Me han descubierto, envío este mensaje a todo aquel que me pueda escuchar. No vengan a este lugar. Es extremadamente peligroso, los Tombos están por todas partes, no hay quién los controle. Están dementes. He llegado a una ciudad a más de quinientos kilómetros desde donde dejé mi nave espacial. Hay caos; los Tombos han prendido fuego a este lugar. Siguen disparando y ahora que se han percatado de mi presencia vienen por mí.

Enviaré coordenadas para… para… ¡Oh por Dios! Me he equivocado ¡Dios mío! Estoy frente a la… a la casa de… hay una bandera con tres colores: amarillo, azul y rojo ¡Dios! Este no es el planeta de los Tombos, es nuestro planeta, es el planeta tierra, pero ¿Qué ha sucedido aquí?

Un fuerte estruendo se escucha y antes de que el capitán Robertson pueda hacer algo, los Tombos lo muelen a golpes hasta matarlo. Los Tombos bailan, gritan y producen sonidos guturales en señal de victoria: ¡Ajua!

Por: Luis Carlos Rojas García, escritor.

 

1 comment

  1. Pingback: El planeta de los Tombos - Del Tolima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *