¿Es usted pro-minero?

Consulta minera en Ibagué

Ante la polarización del discurso pro y anti-minero en Ibagué acá tiene un sencillo test de preguntas para ubicarse.

¿Tiene contrato con AngloGold Ashanti (AGA) de alquiler de tierras, vehículos, prestación de servicios, suministro de insumos, relaciones públicas, marketing o publicidad, directamente o por interpuesta persona?

¿Aun recibiendo el contrato, o con sus familiares figurando, se opone de ‘corazón’ a la megaminería? Léase el caso del abogado Gonzalo Parra González.

¿Ha ido a fiestas, almuerzos, conferencias, foros, seminarios, visitas a las minas de Brasil (Minas Gerais), Estados Unidos (Colorado), y demás, patrocinados por la compañía surafricana?

¿Le ha recibido regalos a AGA, como anchetas, calendarios, libros, artesanías? No importa que en privado los reciba y en público truene contra la megaminería: véase la ambigüedad de algunos concejales, como Ernesto Ortiz.

¿AGA le ha echado una mano con recursos o logística cuando se acercan las elecciones?

¿Es procurador ambiental, exmagistrado, ambientalista, conferenciante, o académico que devenga sus ingresos independientes o en una entidad reconocida, y aun así le dicen que es un ‘mercenario’ pago por AGA?

¿Es de los que no anda en vehículo, no habla por celular, no vive en una casa prefabricada porque eso también es hacerle el juego a la minería a gran escala?

¿No duerme pensando en el agua, en la calidad de vida los cajamarcunos, pero le importa un bledo la tranquilidad de los habitantes de la comuna Seis de Ibagué, atormentados desde hace años por la explotación de una mina de feldespato?

¿Asiste a la Marcha Carnaval, dejando basura y generando contaminación auditiva? No importa, usted de verdad es anti – minero y paladín de la cruzada por el medio ambiente.

¿Es fan declarado de The Beatles, se sabe de memoria ‘Let it be’ (todo un himno a la diversidad y la opinión diferente), pero declara persona no grata en el Tolima a quienes apoyan la minería?

La activista Lgbti Brigitte Baptiste vino a Ibagué, habló bien de la megaminería pero nadie l@ atacó. ¿Acaso no la señaló para que no fuesen a decir que usted es homofóbico y quedar mal con la ‘social – bacanería’?

¿Es ambientalista pero recorre la ciudad en un vehículo que echa humo por todas partes? Ese cuento de la revisión técnico mecánica no es para usted. Eso sí, todos los domingos a almorzar al Cañon del Combeima, donde no hay ruido, contaminación, ni sobre explotación de los recursos naturales.

Apoya a Guillermo Alfonso en la consulta minera pero ni siquiera salió a votar el 25 de octubre. ¿O votó en contra?

¿Habla de tú a tú con Juan Camilo, Carlos Hernando, y otros directivos de AGA? ¿Le pasan al teléfono o lo reciben en privado?

¿Desde su cómoda oficina estatal, curul del Concejo, siendo ordenador del gasto, otorgando contratos, haciendo favores políticos, de verdad  pa’ mi Dios, se opone a La Colosa, pero no está pensando en las próximas generaciones sino en las próximas elecciones?

¿Es de los que sataniza a los que están a favor o en contra de la consulta minera sin importar que vivamos en una sociedad pluralista y que respeta la diferencia de credos y opiniones?

Muchas preguntas, quizá pocas o todas las respuestas. Habrá quien censure al autor o quiera matricularlo en uno u otro bando… Lo cierto es que la consulta minera agita por estos días las aguas en la siempre turbulenta capital de los tolimenses.

*Alexander Correa, es el director de A la luz Pública.

Deja un comentario