mercacentro
mercacentro clases
Tolimas
Imágenes: tomadas de Twitter.

¿Está cerca del fracaso Deportes Tolima en 2022?

La palabra fracaso es un sustantivo cuyo significado determina una realidad. Por esta razón causa escozor pronunciarla en quien la va a utilizar para calificar algo y terror en quien la recibe. No obstante, cuando se acude al diccionario nos damos cuenta que no es tan peyorativa ni tan cruel como parece.

La Real Academia Española en su primera definición describe al fracaso como: “Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio”. La palabra “malogro” viene del verbo transitivo malograr que hace alusión a no aprovechar una ocasión o un determinado momento  para hacer una cosa. En resumen la definición hace referencia a no conseguir las metas propuestas independiente de lo que se haya trazado una organización.

En ese orden de ideas, entenderíamos que más allá del amor que se le tenga a un equipo de fútbol, no deja de ser una organización que tiene objetivos y por tanto toca separar la parte sentimental de la racional a la hora de hacer balance. Algo si es claro, independiente del mal momento que vive el conjunto Vinotinto y Oro no se debe olvidar que pertenece a una ciudad pequeña. De hecho, junto a Manizales son las únicas ciudades que nos son principales del país y que han sido protagonistas del fútbol nacional y han logrado darse a conocer a nivel internacional.

Partiendo de esa realidad, se puede decir que no es igual las exigencias que tienen los equipos grandes (Nacional, Millonarios, Júnior, etc.) que el Deportes Tolima. Obviamente, eso no indica que los equipos no se refuercen en busca de objetivos concretos y eso por supuesto puede cambiar el panorama. En el caso puntual de los dirigidos por Hernán Torres se reforzaron para pelear todos los títulos a nivel de Dimayor.

A pesar de la estrepitosa derrota ante el Flamengo, el Deportes Tolima cumplió una muy buena presentación en Copa Libertadores. Pasó la fase de grupos de una forma holgada y superó rivales importantes. Lamentablemente, se encontró en la siguiente fase a un equipo muy superior por nómina e historia y viviendo de un golpe anímico tremendo.

Tolima 1

Caso diferente es el plano local en donde el Deportes Tolima con un valor de 20, 78 millones de euros, es la cuarta nómina más costosa del fútbol colombiano. Según el portal de Transfer Markt (especialista en el mercado de jugadores) Júnior cuesta 21, 93, Millonarios 21, 70 y Nacional 20, 88 millones de euros. Eso argumenta que los Pijaos en el papel se reforzaron para ser protagonistas y pelear títulos.

Los de Ibagué iniciaron el año ganando la Superliga en 2022 ante un decaído Deportivo Cali (un trofeo que hacía falta en la vitrina). Hicieron un excelente semestre pero perdieron de una forma muy dolorosa la final de la liga ante Nacional. Ese fue el punto de partida anímico para que el equipo se desplomara física y mentalmente.

Después de la eliminación en Libertadores solo quedaba pelear la Copa Betplay y esperar una nueva oportunidad en la Liga 2. La primera se esfumó a pesar que Deportes Tolima hizo un buen partido ante Medellín en el Atanasio Girardot, no le alcanzó para darle vuelta a lo que perdió en su propia casa.  Este campeonato hubiera sido la oportunidad de salvar el semestre para Torres.

En la Liga el panorama es turbio. El equipo con siete fechas jugadas está en el puesto 16 con seis puntos y a nueve de diferencia del líder Millonarios. El Unión Magdalena que vale cuatro veces menos que el Deportes Tolima le saca más del doble de puntos (13) y ocupa el tercer puesto. La parte positiva es que el Pereira que es octavo le lleva apenas tres puntos y queda más de medio campeonato por jugar.

Las preguntas que quedan en el tintero son las siguientes: ¿Fracasaría Deportes Tolima en el 2002 de no clasificar a los cuadrangulares? ¿Debería seguir Hernán Torres de ser así? ¿Es obligación del Deportes Tolima con la actual nómina salir campeón? ¿Sigue siendo el equipo un protagonista pero muy lejos de ser grande?

Las respuestas son muchas y subjetivas. No obstante, es hora de pensar con la razón y no con el corazón.

Este es un editorial de A la luz Pública.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Indeportes

Así fue la gestión de Indeportes Tolima en 2022

Un resumen del año a través de  Twitter. Deja tu comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org