Excontralor Vásquez fue despedido, con edad y tiempo para pensionarse

Julio César Vásquez. Imagen, captura de video.

El antiguo fiscalizador no solo se quedó desempleado, sino con un futuro incierto.

Millonaria demanda instauraría en los próximos días Julio César Vásquez Figueroa, excontralor de Ibagué, en contra del ente fiscalizador del municipio, por cuenta de su inesperado despido.

En entrevista concedida a este medio, Vásquez Figueroa afirmó, que por ley no podía ser relegado de la Dirección Administrativa de la entidad, puesto que por un largo tiempo ha ocupado el cargo, debido a que actualmente se encuentra en edad y tiempo de cotización de una pre-pensión, tema que puso en conocimiento de su jefe inmediato, Ariel Augusto Medina Hernández, el contralor que eligió en propiedad el Concejo hace pocas semanas.

Según Julio César Vásquez, después de la posesión del nuevo contralor, se le aseguró que su situación sería analizada, que no habría problema, y que regresaría a la Dirección Administrativa. Sin embargo, quedó con la sorpresa de su pase al retiro.

El miércoles en la mañana, yo tuve la oportunidad de entrar al despacho y hablar con el señor contralor, para decirle que yo estaba en edad de pre-pensión y él me dijo que revisada la hoja de vida, había solamente registradas 800 semanas, ante lo cual, yo le pasé por escrito, con soportes, que certifican que cuento con 1.600 semanas y tengo 60 años y seis meses, estoy escasamente a un año y seis meses de lograr la edad mínima para efecto de mi pensión”, dijo Julio César Vásquez.

Según el excontralor, su salida era un hecho, dado que se realizaron los relevos requeridos por medio de actos administrativos, donde había sido designada Nora Claudia Barreto, en calidad de encargada, determinación que fue acatada por este sin mediar palabra.

Él (Ariel Medina) me dijo que son actos administrativos y que ya inclusive estaba una persona encargada, razón por la cual yo simplemente le dije que era la decisión de él, que muchas gracias, le saludé de mano y salí. Estamos revisando todos los temas, hacer uso de las protecciones que la ley permite”, agregó el excontralor.

Julio César Vásquez dijo que incluso en 2017, cuando se posesionó en la Contraloría, mediante encargo, Diego Visash, se le respetó su antigüedad y el proceso de pre-pensión y no se le retiró del organismo fiscalizador.

Pero ahora, el nuevo contralor Ariel Medina, lo sacó del cargo. Incluso, en una entrevista concedida a medios locales tachó a Vásquez de “irresponsable” por haber ejecutado el presupuesto de contratación de personal, correspondiente a todo el año 2018, antes de abandonar la Contraloría.

Ahora, Julio César Vásquez quedó en el pavimento, y con un futuro poco claro sobre su jubilación. Y aunque se afirmó en su momento que era una ficha de la Casa Jaramillo, políticamente no se sabe con qué apoyos políticos cuente, pues los mismos concejales que lo eligieron estaban pidiendo públicamente su salida del cargo.

También se le ha señalado por no ejecutar en debida forma el control fiscal y por presentar cifras que no corresponden a la realidad en diferentes dependencias de la administración de Guillermo Alfonso Jaramillo, tema que ventiló públicamente la Auditoría General de la Nación.

Deja un comentario