Los devastadores efectos de las lluvias en Chaparral y Rovira

Imágenes: Gobernación del Tolima.

Inundaciones y deslizamientos en el sur tolimense.

Los efectos de las intensas lluvias son devastadores en los municipios de Chaparral y Rovira, Tolima, donde hay cientos de familias damnificadas por derrumbes y desbordamientos de quebradas.

En Chaparral las situaciones más difíciles se sintieron el viernes y sábado anterior en los corregimientos La Marina y Las Hermosas, así como en las veredas El Bosque, Virginia Alta y en Los Sauces, donde un derrumbe destruyó una vivienda en la que murieron sepultados Margarita Quiñónez, 74 años, y Tomás Steven Chagualá, de cinco años.

Además, las vías de zonas como Puente Verde, el Bosque, Jardín, los Sauces y San Pablo, se encuentran taponadas por múltiples deslizamientos.

Hugo Arce, alcalde de Chaparral, afirmó que «ha llovido mucho con afectaciones materiales en 10 veredas».

También existe una alerta por un posible represamiento del río Amoyá que baña a buena parte de la zona rural en esta población montañosa del sur del departamento.

Campesinos consultados señalaron que «por aquí llueve día y noche, pero el peligro es que vivimos en zonas de alta montaña que terminan por irse abajo arrasando casas y cultivos».

Las precipitaciones también arrecian en el municipio de Rovira, ubicado a una hora en carro de Ibagué, donde la situación es tan complicada que la Alcaldía decretó la calamidad pública para atender a cientos de familias afectadas por crecientes y desbordamientos de quebradas.

Las precipitaciones han sido tan altas que provocaron el represamiento y posterior desbordamiento de la quebrada Tuamo que bajó con fuerza causando daños materiales en sectores como La Brecha, Cucal, Guaimaral, Puente Tuamo, Florida, La Libertad, La Miranda de la Selva y la Laguna de la Selva.

«Tenemos casas destruidas, cultivos inundados, daños en fincas, acueductos arrasados y vías taponadas.», afirmaron habitantes de Puente Tuamo, la zona más afectada pues el lodo se metió a las casas y fincas.
Tan solo en la zona de Riomanso, una región rica en agricultura, se presentaron más de 50 derrumbes que mantienen incomunicadas a varias veredas.

Diego Andrés Guerra, alcalde de Rovira, señaló que los daños son de gran magnitud en unas cinco veredas.

«El desbordamiento del río Tuamo ocasionó una avalancha que afectó principalmente a los habitantes de la vereda Puente Tuamo”, afirmó el mandatario.

Deja un comentario