¿Pinto sí pinta esta vez?

Imagen: tomada de Twitter.

El exconservador barretista y nuevo uribista irá ahora por la credencial a Cámara.

Y no la tiene fácil Mauricio Pinto en una pelea por la curul del Centro Democrático donde la lucha será “con el cuchillo entre los dientes”, entre varios capos electorales como Milton Restrepo, Ricardo Ferro o Carlos Edward Osorio.

Y aunque Pinto dio el salto del conservatismo de Oscar Barreto donde se mantuvo manejando contratación y burocracia (hasta que perdió el beneplácito del Altísimo), demostró que tiene un caudal electoral amplio (respaldado en la clientela y las viejas mañas), al obtener 86.546 votos en su intento de llegar a la Gobernación del Tolima, en 2019.

Pero el destino electoral y politiquero lo ha vuelto a unir a su mentor político. Medios radiales informaron que Mauricio Pinto y Oscar Barreto se reunieron y quizá hagan ‘chipa’ para los comicios de 2022, ya que el exgobernador necesita votos  a fin de apuntalar su intención de llegar al Senado.

Le puede interesar: Saúl Cruz, el tolimense que perdió el poder en la Procuraduría. 

No hay que olvidar que aunque Mauricio Pinto fue sancionado por la Procuraduría por haber sido captado en video haciendo política, cuando era funcionario de la Gobernación, en el primer mandato de Oscar Barreto; la decisión fue luego revocada en un carrusel de absoluciones que ocurrieron motivadas con dinero a raudales y contratos en la Procuraduría de Alejandro Ordoñez. Todo el mundo en el Tolima sabe que ocurrió de esa manera.

Lo difícil para Pinto será moverse entre dos aguas, ya que por lógica electoral debería inclinar su caudal hacia senadores del Centro Democrático que hacen presencia en la región, como Paloma Valencia, a riesgo de ganarse, no solo la animadversión del expresidente Álvaro Uribe, sino que podría terminar siendo acusado de doble militancia.

Nada nuevo en la piscina pútrida en la que se convirtió la actividad política y politiquera en la región tolimense.

Este es un editorial del director de A la luz Pública.

Deja un comentario