¿Qué le falló a Ricardo Ferro?

Ricardo Ferro

Ricardo Ferro

A pesar de presentarse por firmas y con una candidatura cívica, el candidato ajusta su segunda derrota.

Y vio resignada su aspiración a la Alcaldía de Ibagué con 51.325 votos.

Con respecto a hace cuatro años, Ferro disminuyó en casi 15 mil votos, de los 65.120 que obtuvo en 2011.

Aunque Ferro inscribió su candidatura por firmas (106.000), y resaltaba lo cívico de su aspiración, quizá mandó un mensaje ambiguo a la comunidad al estar rodeado de rancios políticos tradicionales de la región como Gustavo Ramos Arjona o Pedro Pablo Trujillo.

En los últimos días de la campaña, incluso se le sumaron adeptos del Centro Democrático y otros sectores, con lo que quedaba implícito que Ferro sí estaba jugando con la vieja política, algo que las nuevas generaciones rechazan.

Otros ciudadanos criticaron su supuesta arrogancia y sobradez, creyéndose ganador, quizá inflado por unas encuestas, que salvo las reveladas por el noticiero CMI, sí acertaron en dar como ganador a Guillermo Alfonso Jaramillo.

Además, a Ferro se le relacionó (no se sabe si de manera justa o injusta), con haber realizado trámites a favor de la mina de La Colosa en Cajamarca, cuando el candidato se encontraba en el viceministerio de Vivienda y Medio Ambiente; algo que fue negado una y otra vez por el candidato.

No se sabe si por desespero o estrategia, a dos días de las elecciones, Ricardo Ferro sobrevoló en helicóptero La Colosa, expresando su rechazo a la minería y reivindicando su compromiso con el agua y el medio ambiente.

Así las cosas, Ferro queda listo en el partidor para dentro de cuatro años. O quizá pueda entrar a jugar en las elecciones a Congreso de 2018.

A muchos dirigentes locales como Jorge Tulio Rodríguez Luis H. Rodríguez, Óscar Barreto, les hizo falta más de una quemada para lograr ganar una elección. El de Ferro, quizá sea un ítem más para agregar a la lista en 2019.

1 comment

Deja un comentario