Renzo, un ambientalista que quiere ser diputado

Foto: Las 2orillas

Renzo Alexander García, un activista social y ambiental, llevará su lucha a la Asamblea del Tolima. 

Este medio, quiso escuchar a fondo sus propuestas y ofrecer a los ibaguereños la opción de conocer las ideas de este hombre, reconocido en sectores alternativos de la ciudad.

¿Cuál es su recorrido político? ¿Hace cuánto hace parte del partido político al que pertenece?

Cerca de dos años. En la coyuntura pasada estuve como candidato a la Cámara de Representantes y demostramos que es posible hacer política electoral sin compra de votos y destrucción de conciencias, logramos casi 12 mil votos.

Actualmente soy el vocero departamental de la Alianza Verde. Junto a otros amigos logramos articular una Coalición Alternativa para la asamblea departamental que integra la Coalición Colombia, quien se encuentra representada por Claudia López, Antonio Navarro, Jorge Enrique Robledo y Sergio Fajardo, y la Colombia Humana representada por Gustavo Petro y demás sectores alternativos.

¿Cuál ha sido su gestión en el departamento y desde hace cuánto tiempo?

Desde hace años he estado vinculado con las luchas sociales y ambientales. Fui activista y representante estudiantil en la Universidad del Tolima, representante de los egresados en la Facultad de Ciencias de la misma universidad, hice parte del grupo ecológico que dirigió por toda su vida el maestro Gonzalo Palomino y con el fundamos el observatorio ambiental de la Universidad del Tolima.

En términos profesionales puedo resaltar que promoví las políticas de proyección social de la Universidad del Tolima. Ayudé a cogestar el Comité Ambiental en Defensa de la Vida, la red de comités ambientales del Tolima y con otros amigos hemos venido impulsando la consolidación del Movimiento Nacional Ambiental. Impulsamos las Marchas Carnaval en Defensa del Agua, la Vida y el Territorio, proceso social que hoy se ha vuelto uno de los mayores referentes de dignidad y esperanza para Colombia. Estuvimos acompañando los procesos de consulta popular de Piedras y Cajamarca.

Ayudamos a que se negara la Licencia Ambiental del Proyecto Mineros S.A. en Ataco Tolima. En conjunto con el Comité Ambiental del Líbano y amigos del municipio de Villahermosa logramos que se suspendieran las actividades mineras de Llano Alto, en los límites entre Falan y Villahermosa. En general somos parte de ese acumulado social y ambiental que desde hace más de una década viene ayudando a defender la vocación agropecuaria y el potencial de turismo comunitario que tiene el departamento del Tolima.

¿Se considera usted un líder ambientalista y por qué?

Soy parte de las luchas colectivas de defensa del agua, la vida y el territorio. Personalmente creo en los protagonismos de equipos, en los liderazgos que potencian las capacidades colectivas. Hace 10 años nadie creía que las comunidades pudieran derrotar el extractivismo minero de Anglogold Ashanti y su capacidad de cooptación económica, hoy vemos que si nos juntamos muchas cosas son posibles; el Tolima se volvió un ejemplo de dignidad y esperanza a nivel nacional justamente por la capacidad de ser con los otros y de actuar de manera unificada en defensa del bien común.

Nunca dejaré de insistir en que hay que hacer todo lo posible por evitar que el extractivismo minero, petrolero e hidroeléctrico ingresen en el Tolima y Colombia. Soy un ambientalista, animalista, defensor de derechos humanos y de la vida en todas sus manifestaciones.

¿Ya ha sido candidato en alguna contienda anterior?

En el 2011 me presenté por primera vez como candidato a la Asamblea Departamental, en ese momento sacamos cerca de 2.500 votos. Para ese momento decidimos concentrar nuestros esfuerzos en la movilización social en defensa del agua y el medio ambiente amenazados por el proyecto minero la Colosa, razón por la cual no continuamos participando en procesos electorales.

Sin embargo, al ver que la nueva Corte Constitucional, el gobierno nacional y muchos políticos corruptos abiertamente buscan desconocer nuestro derecho a defender el agua y la vida, queriendo imponer la minería en todo el territorio nacional, decidimos participar de nuevo a la contienda política y nos presentamos a la Cámara de Representantes por el Tolima. En esa última contienda sacamos cerca de 12 mil votos y demostramos que se puede hacer política electoral sin compra de votos y destrucción de conciencias.

¿Cree usted que puede logar la motivación que los jóvenes tolimenses necesitan para hacer parte de la jornada electoral y así bajar el índice de abstencionismo?

Hay una frase de Jaime Garzón que resalta el asunto: «Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!». Los jóvenes fueron la expresión de rebeldía y creatividad mundial de mayo del 68; en Colombia fueron los impulsores de la séptima papeleta que ayudó a cambiar la retrograda constitución política de 1886 por la de 1991; el movimiento estudiantil del presente ayudó a detener la nefasta reforma a la Ley 30 de 1992 que soterradamente pretendía privatizar la educación pública.

Con ello quiero responder que creo indiscutiblemente en la capacidad colectiva y de transformación de los jóvenes de Colombia y el Tolima. En muchos municipios tengo el apoyo de los jóvenes de la Colombia Humana y la Coalición Colombia. Nuestra lista a la asamblea departamental se encuentra conformada por un grupo muy representativo de jóvenes.

¿De llegar a la Asamblea del Tolima cuál sería su fortaleza?

Yo no me quiero volver un político de tiempo completo. Para mí la política tiene sentido en la medida en que sus acciones se encuentren ligadas al que hacer de las comunidades. Jamás dejaré de ser ambientalista, un luchador socioambiental y un defensor de los derechos humanos. Creo que el momento histórico que estamos viviendo debe llevarnos a fortalecer los procesos de defensa del agua, la vida, el territorio, pero también de implementar procesos de fortalecimiento de las economías de vida.

Hoy es indispensable que salgamos a defender los derechos del campesinado, que paradójicamente hace muy poco fueron declarados por las Naciones Unidas pero que lamentablemente siguen siendo desconocidos por el gobierno de Iván Duque. Hoy es necesario que se fortalezca el control político y el equilibrio de poderes. Tenemos que hacer causa común contra el despilfarro de nuestros pocos recursos económicos y evitar al máximo la corrupción galopante que se roba el presente y futuro de nuestros hijos y nietos.

¿En qué consisten sus propuestas de campaña?

En primer lugar, estoy invitando a los tolimenses a vencer a la politiquería tradicional del departamento, quienes durante décadas han venido gobernado para satisfacer intereses particulares, mientras que la inmensa mayoría de la sociedad sufre problemas como el desempleo, dificultades para acceder a la salud, educación y no logran satisfacer condiciones mínimas que les garanticen una vida digna. Yo tengo varios amigos con doctorado, el máximo nivel de educación formal que tenemos como sociedad y lamentablemente se encuentran desempleados. Hoy en día no es suficiente con estar bien preparados, necesitamos oportunidades, pero que ante todo que no se roben lo poco que tenemos como sociedad y por eso debemos vencer a la politiquería tradicional.

El Tolima e Ibagué deben pensarse colectivamente y ojalá en una perspectiva mínima de 50 años. Nuestro departamento tiene unas ventajas únicas, sólo es ver su envidiable posición geográfica, su riqueza en biodiversidad, agua, paisajes, producción agroalimentaria y ante todo en el potencial de su gente. Es con todos y por medio de la inteligencia colectiva que podemos salir adelante, eso implica aprender a ser con los otros, a trabajar en colectivo, a generar equipos de responsabilidad social que dialoguen directamente con los gobernantes, es en la dinámica del trabajo en equipo que podemos mejorar, de otra manera es imposible.

En eso me voy a centrar, en poner la credencial como diputado al servicio de todos los procesos y organizaciones sociales que estén en la tarea de trabajar por el bienestar generalizado.

Finalmente, sin duda alguna vamos a defender, proteger y cuidar el agua y los bienes comunes naturales del departamento del Tolima; queremos desde la asamblea impulsar políticas públicas que nos permitan generar economías de vida y continuar generando conciencia ambiental y acciones puntuales para enfrentar el cambio climático.

Deja un comentario