mercacentro
mercacentro clases
Pele
Imagen: Revista Semana.

Pelé es y seguirá siendo el más grande de la historia

No soy de su generación, tampoco lo vi jugar en vivo y en directo, simpatizo más con Argentina que con Brasil; no obstante, negar la grandeza y el reinado de Pelé es de párvulos del fútbol. Crecí viendo a Maradona. El primer mundial que disfruté con tan solo ocho años cumplidos fue el de México 86, y sin duda Diego hace parte del pódium.

Trataré de ser lo menos subjetivo posible, aunque al igual que en la política y en la religión es difícil despojarse de apasionamientos y de gustos personales. Empiezo deslingándome del primer eufemismo que es el aspecto generacional. Lo corroboro al entregar en su orden el pódium que considero más justo en la historia del fútbol mundial: Pelé, Messi y Maradona.

Aparto mis simpatías porque crecí viendo a Diego y para mí no había nada más mágico que ver jugar al “Barrilete cósmico”. Tiempo después no había mayores magos con el balón que Ronaldo Nazario y Ronaldinho por encima de cualquiera hasta el presente incluyendo a Leo y a Cristiano. También Zidane ha sido de mis favoritos.

El no haber vivido una época no me exime como periodista de revisar videos, ver documentales, escuchar a los que sí lo vieron y han visto a los actuales (son los que más tienen autoridad moral).  No falta el pueril convencido que en aquella época se jugaba en cámara lenta, creyendo que los vídeos con tecnologías obsoletas corresponden a la velocidad real. A ellos hay que decirles que el mundo siempre ha sido de colores así en pantalla parezca a blanco y negro (pelmazos).

Hay otros que dicen que el fútbol ahora es más rápido, más táctico y más moderno. Esas son verdades a medias porque esas ventajas antes favorecen más a los jugadores de hoy. Quisiera ver a algunas “porcelanas” de la actualidad jugando en potreros, con balones pesados, botines de un kilo y sin tarjetas amarillas. A Pelé lo molieron a patadas en mundiales y campeonatos ante la indiferencia de los árbitros.

Fue el mejor atleta de su época y jamás tuvo alguno que siquiera tratara de competirle. Tuvo a su lado a Garrincha en el Suecia 58 y salió figura con tan solo 17 años llevando a Brasil a ganar su primera copa mundial. En Chile 62 tuvo una gran debut pero lo lesionaron en su primer partido, en efecto, terminaron campeones. En Inglaterra 66 lo lesionaron de gravedad en un mundial amañado. La selección de Portugal liderada por Eusebio terminaría eliminando a Brasil y de paso  dejando al astro casi por fuera de las canchas para siempre.

En México 70,  Brasil mostraría su poderío y lograría el tricampeonato, bajo el liderazgo de Pelé. Estaba rodeado de enormes figuras. De hecho, para muchos (me incluyo) es el mejor equipo de la historia. Es curioso que ninguno de sus compañeros, ni adversarios, duda que fue de lejos el mejor de los mejores. Ni que decir de su carrera en el Santos, fue un monstruo total. De existir la participación de los jugadores latinos en el balón de oro de esa época,  tendría según los expertos por lo menos ocho galardones.

El segundo lugar se lo doy a Messi porque ganó un Mundial y un rey del mundo debe ganar una cita orbital. Sus números son exorbitantes y ganar la Copa América, la Finalísima ante Italia y ahora Qatar 2022 lo pone por encima de Diego Maradona quien es tercero. Fuera del pódium en  el cuarto y quinto lugar respectivamente acomodo al holandés Cruyff (subcampeón en el 74) y a Cristiano Ronaldo por sus indiscutibles números.

Reconozco que no soy muy admirador del fútbol de CR7 pero sus estadísticas son contundentes. Aunque Zidane, Ronaldo, Ronaldinho, Zico, Platini  y hasta el mismo Mbappé, son más magos; Cristiano es un atleta que a sus casi 38 años sigue batiendo todos los récords. Sin embargo, con el respeto de los fans del Bicho, no  tiene cabida para medalla.

A los anti Messi, les digo que el rosarino tiene ya con Argentina una Copa del Mundo (2022), un subcampeonato del Mundo (2014), un Mundial Sub 20 (2005) un Oro Olímpico (2008), una Copa América (2021) y tres subcampeonatos de Copa América. A eso le suma siete balones de oro y cantidades de récords a su edad por encima de los de CR7 cuando tenía 35. Creo que no hay mucho que discutir, por lo menos con sensatez.

Diego, fue campeón en el 86, subcampeón en el 90 e hizo grande a un equipo chico de Italia como lo es el Napoli. Hizo el gol más hermoso que mis ojos han visto a los ingleses en México. Lástima que su vida personal no fue tan admirable.

Son para muchos, los más grandes de la historia y es un orgullo que sean latinoamericanos. Eso sí,  Messi y Maradona siempre serán dos colosos del fútbol que estarán al lado del máximo  rey de este deporte. Paz en la tumba de Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

Por: Andrés Leonardo Cabrera Godoy.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Catar

Que la pelota no se manche, llegó el Mundial

Arranca un Mundial atípico en todo sentido. Deja tu comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org