Castro

“Tenemos que convertir al deporte en un derecho fundamental”: Alexander Castro

El gerente del máximo rector del deporte en el departamento Alexander Castro, atendió a algunos medios de comunicación entre ellos a A la luz Pública y respondió varias inquietudes sobre la realidad de este sector en el Tolima y en Colombia.

Castro nos contó sobre los eventos próximos, habló de los retos que tendrá el gobierno de Gustavo Petro en materia deportiva, además, de la obsoleta Ley 181 de 1995. Fue enfático, en la necesidad de que el deporte se convierta en un derecho fundamental y autónomo.

Arranca un importante evento deportivo en Ibagué esta semana ¿De qué se trata?

Nosotros hemos venido consolidando una estrategia que hemos denominado “Tolima destino deporte del país- Ibagué destino deporte de Colombia”, en ese sentido seguimos trabajando con las federaciones de varias disciplinas deportivas.

Precisamente, del ocho al 18 de septiembre, estaremos realizando el Campeonato Panamericano de Clubes y Naciones de patinaje de velocidad en la ciudad de Ibagué. Este evento traerá más de mil 800 deportistas, más de cinco mil personas con sus acompañantes, eso significa más o menos que durante 15 días la ciudad tendría diariamente ingresos aproximados por más de mil millones de pesos. El evento, logrará dinamizar la economía de la ciudad y avanzar en esa tarea del marketing territorial. De igual manera, seguiremos obteniendo una rentabilidad social, que es lo que nos deja estos eventos internacionales.

¿Se tienen programados más eventos para final de año?

Por supuesto. En el mes de octubre haremos los días nueve y 10 los Juegos Special Olimpics Colombia. Estos juegos serán clasificatorios para el mundial de Berlín. Estamos hablando de una edición especial de juegos para la gente en condición de discapacidad intelectual, que sin duda habla de que nosotros seguimos ratificándonos como la capital paralímpica del país.

En el mes de noviembre haremos una carrera importante que esperamos que se constituya como una de las más importantes de Colombia. Les estoy hablando de la Media Maratón Musical en Ibagué que se hará el 27 de noviembre y que aspira a traer entre cinco mil y 10 mil atletas. El evento tendrá 5k, 10k y 21 k, en términos recreativos y competitivos que le colocarán el sello al año que terminamos.

También, se hará el Campeonato Nacional de BMX en la inauguración este 14 de octubre de la pista de esta modalidad. Asimismo, el Alcalde ha informado que hará la Copa Davis en el Complejo de Raquetas de la ciudad.

La opinión pública le reconoce su labor y gestión en Indeportes Tolima ¿Cuál ha sido su secreto?

Es la obligación que tenemos los que estamos en la administración pública. De hecho, aquí quiero hacer una enorme reflexión por esa trasgresión que tienen algunos funcionarios públicos que se dedican más a servirse y no a servirles a los ciudadanos. En ese sentido, hemos tenido una actitud de servicio y de vocación bien definida y es ahí cuando los resultados se dan. A muchos los dominan los intereses particulares y por eso no se ven los avances.

¿Han hecho ustedes milagros con lo poco que se tiene de presupuesto?

Cuando se trabaja honestamente, con pulcritud y con seriedad se pueden hacer cosas buenas. Al final lo público no solo significa la ejecución de un presupuesto, sino la articulación de unos saberes, de un conocimiento y de una experiencia. Hay muchos que aunque ostentan títulos académicos, es muy poco lo que hacen.

El deporte siempre ha sido la cenicienta ¿Qué intuye usted y qué le esperará a este sector con el nuevo Gobierno Nacional?

Ojalá un cambio. Le he propuesto a la Ministra del Deporte con quien me reuní, que se acoja a un proyecto que tenemos de convertir el deporte como un derecho fundamental, ese es el primer paso para que se constituya el gran pacto por el deporte en Colombia. Primero, que sea un derecho autónomo, hasta ahora es conexo a la vida y a la salud y debemos elevarlo a esa categoría constitucional de derecho fundamental. Segundo, que el deporte sea la parte complementaria de la jornada única en escuelas y colegios compartiendo escenario con la cultura. Nosotros tenemos que pensar en formar seres humanos integrales. Tercero, que como en España, el deporte sea una industria, ellos rentabilizan todo lo que se hace y por eso hoy en día tienen cifras claras y el deporte aporta del 3,7 % del PIB nacional. Nosotros aplicamos ese modelo en la ciudad de Ibagué, invertimos mil 800 millones en el 2021 y de vuelta la ciudad recibió más de 150 mil millones de pesos.

Finalmente, que se pueda hacer deporte con impuestos y que la empresa privada pueda invertir en el deporte vía tributo y le sea reconocido ese dinero. Un puente es un puente, pero cuando usted invierte está pensando en el futuro del país. Ojalá el presupuesto pírrico, paupérrimo del deporte crezca y pase de 881 mil millones de pesos que es menos del 0.5 del PIB, si quiera a dos billones de pesos y que progresivamente llegue a tres billones. Obviamente, esperamos que este crecimiento no sea para aumentar la burocracia de los fríos escritorios bogotanos, sino para invertir en los territorios olvidados del país.

¿Cómo está el Tolima en materia de presupuesto para el deporte?

Hay que partir de que las fuentes de financiación son terribles. Dependemos del impuesto al cigarrillo y al alcohol que recauda la Secretaría de Hacienda permanentemente. Ese recaudo se gira trimestralmente al deporte y así es muy difícil planificar. Lo otro es la tasa prodeporte que es una aventura, porque es el dos por ciento de cada contrato que ejecutan las persona jurídicas con el departamento y generalmente ese recurso llega entre año y medio y tres años después de suscrito el contrato, a las arcas de Indeportes. Así es muy complejo. Hay que encontrar unas fuentes de financiación más seguras, más fijas para el deporte y que los departamentos puedan tener dientes a través de una ley que lo transforme.

¿La ley 181 de 1995 es una ley caduca?

Imagínese, una ley de cerca de 30 años que ni siquiera se ha adecuado a la evolución del deporte en el mundo. La empresa privada no confía en los certificados de donación que les entregan las ligas o los clubes, porque tributariamente a veces se ponen en duda. Por eso necesitamos avanzar para que haya deporte por impuestos, avanzar para que los Institutos de deportes tengan dientes y puedan hacer la suprema inspección y vigilancia a las ligas.

Necesitamos avanzar en la categorización de las ligas en los departamentos y ponerlas en cintura para que las mismas tengan idoneidad, capacidad y que reúnan los requisitos para poder ejecutar esos recursos públicos y que no se conviertan en negocios particulares. Ahora mismo tengo una crisis del 65 por ciento en las ligas del Tolima, unas porque no tienen reconocimiento deportivo, otras porque no tienen periodo estatutario vigente. Es por eso que tengo claro que es una ley obsoleta y violatoria de los derechos de los deportistas en nuestro país.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Lluvias

Lluvias comienzan a causar afectaciones en varios municipios del Tolima

En el más reciente reporte de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo se …