ARA
Imágenes: suministradas.

¿Quién responde en la tienda ARA de Ibagué en el M-30?

¿Quién tiene el control de este tipo de almacenes y del abuso con sus clientes?

Al parecer al señor José Ríos (ver fotografía) quien ostenta el cargo de Jefe de Tienda, poco le importa la imagen de su empresa.

El pasado mes de diciembre un ciudadano ibaguereño se acercó al ARA ubicado en la calle 30 con carrera Quinta (Edificio M-30) con el ánimo de comprar un juguete Drone por un valor de $100.000 el cual iba a ser el regalo de navidad para su sobrino. Lamentablemente, el juguete salió defectuoso y por tanto entregó la factura a la mamá del niño la cual de inmediato se acercó para hacer efectiva la garantía.

Según lo manifestado por la Tienda, como no había disponibilidad del producto, le entregaron la copia de la factura (se quedaron con la original) y les pasaron un documento de color amarillo el cual era la garantía del juguete para reclamarlo cuando llegaran existencias. Se negaron a devolver el dinero y ofrecieron un bono por el valor pagado, el cual no fue aceptado.

El niño y su familia que residen en Bogotá, se comunicaron con la línea de atención de ARA, el pasado 19 de enero y un señor Carlos García del Área de Garantías, les dijo que podían acercarse a la tienda de Ibagué con el documento amarillo y la copia de la cédula y reclamar el juguete. La abuela del niño llevó el documento (se lo habían dejado en Ibagué) además de la copia de la cédula de la mamá, pero en la tienda se negaron a entregarle el producto.

dos

Al parecer el Jefe de la Tienda, José Ríos, dio la orden que sin una autorización o poder por escrito por notaría, no se podía proceder a entregar el juguete. Lo cierto, es que cuando este medio trató de indagar el porqué y bajo qué parámetros no le responden a las víctimas dijo que eran políticas de la empresa. De igual manera, se negó a atender a la prensa y agregó que no le importaba que se hiciera pública la denuncia.

Lo más preocupante es que a esto se le suma varias quejas constantes sobre la organización que tiene esta tienda ARA en la ciudad. La poca o nula información y las colas enormes con una sola caja habilitada para pagar.

Ahora el niño víctima no solamente, no pudo disfrutar de su regalo de Navidad, también su tío perdió la inversión hecha.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Palacio

A la cárcel joven señalado de asfixiar con una soga a vendedora de tintos de Ibagué

Contra un joven de 19 años recaen las pistas que manejan las autoridades para esclarecer …