mercacentro ibague
mercacentro ibague
Pianista
Imagen: suministrada.

El gran pianista ibaguereño que permanece en el olvido

El legado musical que dejó Óscar Buenaventura es un tesoro que no ha sabido aprovecharse.

Nació en Ibagué en 1919 o 1920, murió en abril del año 2000 en la pobreza absoluta en una casona que tenía en el corregimiento de Chicoral, junto a una tabla en la que dibujó el teclado de un piano para no olvidar su talento.

Óscar Buenaventura Buenaventura (familiar de la ‘Novia de Ibagué’, Leonor Buenaventura de Valencia), tuvo sus primeras clases frente al vetusto piano en el que su madre Isabel le enseñó las primeras notas y acordes, fue para su época un niño prodigio y admirado como lo relata una publicación de la desaparecida revista Aquelarre del año 2004.

El artículo del periodista Jorge Prudencio Lozano, describe al gran Óscar Buenaventura Buenaventura como una persona solitaria, de muy pocas amistades, que nunca trabajó porque fue criado en la opulencia y la admiración de su talento hizo que en su juventud se llenara de ego, orgullo, displicencia, pero que la indisciplina de la vida licenciosa y nocturna de la bohemia ibaguereña fue atenuando su carrera.

Se cuenta incluso en las leyendas ibaguereñas que su compañero de juergas entrañables en la Ibagué del siglo pasado fue el también olvidado pintor ibaguereño Darío Jiménez Villegas (1920-1979).

Óscar Buenaventura amplió su conocimiento musical en Estados Unidos, específicamente en la Universidad de Rochester y Manhattan School donde fue ovacionado, como también en conciertos que dio en Nueva York y otros estados norteamericanos.

Su familia y el Conservatorio del Tolima le rindieron un homenaje póstumo a su memoria en el año 2009 en Ibagué, donde la institución incluso imprimió una separata con el facsimile de algunas partituras suyas patentadas y autenticadas en Notaría de Ibagué en el año 1984.

Se dice que disfrutó los placeres de la vida en su eterna soltería, fue propietario de la casa que le heredaron sus padres en la carrera Cuarta con calle 10, la cual después perdió. Quizá como en el poema de Raúl Gómez Jattin, Buenaventura no fue «el esposo amante«, sino un «solterón precavido«.

Para los curiosos que deseen escuchar algunas obras rítmicas del maestro Buenaventura, en Youtube se encuentra digitalizado el único casete que grabó en los años 70s.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Toles

El día que murió un gobernador del Tolima en ejercicio

WhatsAppEn 1987 falleció Juan Tole Lis y la tripulación del helicóptero que lo transportaba. Deja …

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org