Estafas

La triste historia de una madre robada cuando buscaba a su hijo desaparecido

Estafas
Imagen de referencia.

Avivatos le sacaron plata haciéndose pasar por policías.

Cerca de 200.000 pesos perdió Paola Orozco quien fue víctima de una estafa cometida recientemente en Ibagué, Tolima, por supuestos miembros de la Policía Nacional que la contactaron vía celular con el pretexto de ayudarle a encontrar a su hijo de 13 años que se encuentra desparecido desde el viernes pasado.

En medio del desespero la mujer de 27 años, que se gana la vida como vendedora de accesorios para celulares, así como ropa interior para hombre y mujer en las calles del centro de la ciudad, fue contactada el lunes por un desconocido que se identificó como el teniente Enrique Ardila quien de manera amable se ganó su confianza al mostrar su interés por la situación de su hijo desaparecido y afirmó que la llamada era del grupo de reparación de víctimas para apoyarla con subsidios de dinero que podría utilizar en los gastos de desplazamiento.

“Lo primero que ese tipo me dijo fue: la Policía Nacional está contigo, queremos ayudarle a encontrar a su hijo”, contó la mujer y luego el supuesto teniente Ardila le habló de la asignación de un subsidio de dos millones y medio de pesos “por lo que al instante le creí y le suministré datos de mi hijo como edad, vestimenta, tarjeta de identidad y otras cosas”.

En una llamada de más de media hora el estafador le manifestó que desde ese momento ella hacía parte del programa de reparación de víctimas pero que para gestionar el subsidio de dinero ella debía hacer una consignación a una cuenta Nequi que le suministraron.

Le dieron códigos para consignar 194.000 pesos y le dijeron que apenas lo hiciera el procedimiento se activaba para acceder al subsidio de dos millones y medio de pesos que otorga para estos casos el programa de reparación de víctimas del gobierno nacional y la Policía.

De inmediato una amiga le prestó el dinero que ella misma consignó por medio de la aplicación Nequi “y también les pasé el recibo de la consignación por 194.000 pesos pues así me lo exigieron”.

No contentos con esto le pidieron más plata pero “gracias a Dios” una vendedora ambulante le aconsejó que primero se comunicara con la Policía de Ibagué para establecer la veracidad de lo que estaba sucediendo.

La Policía le informó que las autoridades no exigían dinero y que seguramente se trataba de una estafa cometida por delincuentes “lo que me produjo mucho dolor y rabia pues se aprovechan de una mujer pobre que con llanto y angustia busca a su hijo”.

Cuando Paola volvió a marcar el celular del supuesto teniente Ardila se llevó una enorme sorpresa “pues el teléfono estaba apagado y nunca más lo volvieron a encender”.

En estos momentos lo único que le interesa es el regreso de su hijo Cristian Felipe Rodríguez a quien no encontró el viernes pasado cuando regresó de su trabajo en las calles. El menor cursa séptimo grado en el colegio José Celestino Mutis, de Ibagué.

Lo único que se llevó fue una muda de ropa y su madre está sorprendida con lo sucedido “porque es un niño tranquilo, juicioso”.

“Estoy desesperada, el niño jamás ha salido de su casa durante tanto tiempo, solo espero que aparezca sano y salvo”, dijo la madre de familia y agregó que su hija de cinco años “a diario pregunta por Cristian Felipe”.

Paola contó que es separada y que el padre del menor desaparecido “hace varios años se fue de la casa y nunca ha respondido por él”.

El coronel Jovani Benavidez, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, afirmó que lo que se ha podido establecer es que el menor salió de la ciudad con rumbo a Medellín para acompañar a su equipo de fútbol el Deportes Tolima.

“Como su mamá no lo encontró en la casa procedió a dialogar con los medios de comunicación para dar a conocer su desaparición, y esa situación fue aprovechada por inescrupulosos que le pidieron 190.000 pesos por información de la ubicación del hijo”, señaló el coronel y agregó que los delincuentes “aprovechando el dolor de la señora, los delincuentes se hicieron pasar por integrantes de la Fuerza Pública”.

También señaló que, en las últimas horas, el menor se comunicó con la mamá para contarle que se encontraba en Cali y la Policía trata de ubicarlo para traerlo de regreso a su casa en Ibagué.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Palacio

Tribunal de Ibagué revocó y condenó a dos hombres por acceder a una joven en incapacidad de resistir

WhatsAppUno deberá purgar una pena de 19 años, el otro de 16 años de prisión. …

Deja un comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org