Nuevo revés judicial para el alcalde de Ibagué

Imagen: tomada de Twitter.

Fallo adverso para Andrés Fabián Hurtado.

Las decisiones en segunda instancia de la justicia no han sido para nada afortunadas para el primer mandatario de los tolimenses que ha tenido en los jueces de segunda instancia decisiones implacables en contra de sus intereses.

Se conoció en el mundillo jurídico local el último revés de los abogados de Andrés Fabián Hurtado en materia judicial. Y no se trata del ya novelesco, cantinflesco y patético ping pong en el que se ha convertido el proceso penal entre, un despacho donde no se toman decisiones de instancia y la rígida postura de la Sala Penal del Tribunal Superior de Ibagué.

Se trata del proceso que adelantaba el burgomaestre de los ibaguereños en contra de la Aeronáutica Civil, procurando la nulidad y el restablecimiento del derecho, tras su despido de la entidad en el año 2014.

Le puede interesar: Proceso penal de Hurtado va para largo.

Pues bien, siete años después se conoció que el despacho del magistrado Belisario Beltrán Bastidas, confirmó en segunda instancia, la decisión del Juzgado primero Administrativo del Tolima, que ya en octubre del 2017 había denegado en primera instancia las pretensiones de la demanda.

Aunque inexplicablemente se desconoce el cuerpo de la sentencia, de fecha veintiséis (26) de abril de 2021, la providencia no aparece en los estados electrónicos de la corporación, al igual que otras muchas providencias que han sido de interés para la comunidad ibaguereña, si rotó por los correos electrónicos de los medios de comunicación una imagen de la consulta de procesos de la Rama Judicial en donde se da cuenta de la decisión tomada y que fuere notificada a las partes.

Al respecto sería recomendable indagar en la Corporación sobre por qué este tipo de decisiones se evita darle publicidad, si son de interés de la comunidad, en la misma proporción se debe indagar porque la página de avisos a la comunidad del Tribunal no se actualiza con regularidad.

El fallo del magistrado pone fin a un proceso de siete años y que tomó al Tribunal Administrativo algo más de tres años en fallar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *