Movilidad en Ibagué
Imagen: archivo particular.

Todos los días hay accidentes de motociclistas en Ibagué ¿Qué harán las autoridades?

Ahora que al parecer, se normalizó el servicio de busetas en la ciudad nos podemos enfocar en temas no menos importantes. Los accidentes en motocicleta les están costando la vida a decenas de ciudadanos. No pasa un solo día en que no se presente algún hecho que lamentar.

Se volvió tan normal, que las autoridades se hagan las de la vista gorda mientras reina el caos y la desidia en Ibagué. Se lavan las manos con el cuento que es falta de educación y de inteligencia vial, pero, no se hace nada en absoluto por mitigar esta grave problemática.

Si en un sector están robando de seguido lo más probable es que se refuerce la seguridad. No creo que salga un Comandante de Policía a decir que es que falta educación y por eso hay mucho ladrón. El problema se ataca de manera reactiva, así con el tiempo se busquen soluciones de fondo.

En Ibagué un porcentaje muy grande de motociclistas están haciendo lo que les da la gana. Andan en contravía, se pasan los semáforos en rojo, se suben a los andenes, exceden los límites de velocidad permitidos y jamás respetan al peatón. Eso sin mencionar a los acróbatas de circo.

Si no hay mano dura en este sentido y denuncia social, este problema que sigue causando muertes en las vías todas las semanas, seguirá en aumento. El primer llamado es a los motociclistas de bien para que denuncien sin temor alguno las conductas de los que están haciendo quedar mal al gremio.

Eso sí, la responsabilidad mayor recae sobre las autoridades. Es hora de que el Secretario de Gobierno de Ibagué, junto al titular de la cartera de Movilidad empiecen a socializar con los medios de comunicación las estrategias que tienen para frenar esta dantesca situación.

El Concejo Municipal de Ibagué, debe llamar a estos responsables de la seguridad y el tránsito, para que entreguen cuentas a la ciudadanía. También deben exigirles que presenten con celeridad cuáles podrían ser las sanciones y las talanqueras para que los energúmenos piensen dos veces las cosas antes de cometer una falta.

Se debe revisar el tipo de exigencias que los negocios les están haciendo a los domiciliarios que andan como voladores sin palo por la ciudad. Pareciera que acabarán de hacer un hurto porque no manejan, huyen despavoridos por cuánto espacio tienen sin ningún tipo de remordimiento de los accidentes que puedan causar.

Curiosamente la mayoría de ellos son jóvenes. Este es un punto que se debe revisar al entregar los permisos y las licencias de conducción porque estoy seguro que aquí hay una solución. Ni las autoridades, ni la ciudadanía se pueden amedrentar ante los desadaptados.

Finalmente: ¿Por dónde andan los agentes azules? ¿Cuál es su trabajo? ¿Quién los controla? Algunos dicen que su verdadera labor es en contubernio con los dueños de las grúas y parqueaderos. Su trabajo al parecer, es buscar vehículos para inmovilizar porque con esto reciben su tajada del ponqué. Si es así: ¿Quién acabará este exabrupto?

Conozco varios pensionados que temen salir a la calle y ya no se sienten seguros ni siquiera en los andenes con esta situación con algunos motociclistas. Hay muchas personas que tienen una moto como herramienta de trabajo, pero, ese derecho no puede vulnerar el de los demás.

¿A cuántas muertes se debe llegar para que las autoridades hagan algo de inmediato?

Por: Andrés Leonardo Cabrera Godoy

Editor General.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Movilidad 1

Se viene el primer Día sin Carro y sin Moto en Ibagué

Algunos vehículos podrán circular dentro de las excepciones. Deja tu comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org