Gober
Imagen: archivo particular.

Luis Carlos Delgado Peñón sigue siendo el gobernador más votado del Tolima

Con una votación de 243 mil 712 votos (49.22 por ciento) el exmandatario del Partido Liberal conserva el primer puesto de votación en el departamento en lo que se refiere a elecciones a Gobernación. En el año 2011 fue elegido para el periodo (2012-2015) con casi la mitad de sufragantes, que fue de 580 mil 203.

A pesar que el potencial electoral viene en aumento y los últimos gobernantes han superado la barrera de los 200 mil votos, ninguno sobrepasó esta cifra. Por ejemplo, Óscar Barreto volvió al poder para el periodo (2016-2019) con 229 mil 018 votos (42, 06 por ciento) pero estuvo muy cerca de alcanzarlo el liberal Mauricio Jaramillo quien obtuvo 223 mil 930 (41,13 por ciento). Todo un voto finish.

En 2019 ganó de manera contundente el actual mandatario seccional Ricardo Orozco quien obtuvo 220 mil 184 votos (38,69 por ciento) muy por encima de la segunda votación que fue para Rosemary Martínez con 158 mil 165 votos (27, 79 por ciento). Sin embargo, llama la atención que a pesar de que Orozco ganó con holgura sacó nueve mil menos que Barreto en 2015 y 23 mil menos que Delgado Peñón en 2011.

La matemática electoral sigue siendo muy efectiva para los analistas porque las tendencias poco cambian. Por ejemplo, en 2019, 2015 y 2011 el total de sufragantes fue del 60 por ciento del potencial electoral. Cerca del 40 por ciento de abstención significa que más de 423 mil votos no se hicieron efectivos en la última contienda. Eso equivale a más de 200 mil votos por encima de la cifra histórica de Delgado Peñón.

El voto en blanco en cambio va en aumento, lo que muestra la apatía hacia la política en el último tiempo. Mientras en 2011 fueron 49 mil 992, en 2015 50 mil 113 en 2019 pegó un salto a 75 mil 165 votos. Un promedio de 25 mil más de votantes inconformes con los candidatos que postularon sus nombres.

Triste: Ibagué elige alcalde con la mitad de su censo electoral

En las elecciones presidenciales del año pasado un millón 120 mil 219 fue el número de posibles sufragantes en el Tolima. Significa que hay más de 40 mil posibles electores para el año en curso con relación a 2019 (un millón 80 mil 094). Ojalá por el bien de la democracia las cifras de abstención sean menores y por lo menos se llegue a un 70 por ciento del potencial.

Con una cifra así se llegaría a 784 mil votantes, lo que permitiría más de 120 mil votos en comparación con el 2019 (656 mil 453). Aunque parezca algo iluso eso podrían descuadrar las matemáticas de cualquier gamonal electoral.

Los analistas en su mayoría dan por hecho el triunfo de Adriana Magaly Matiz a la Gobernación del Tolima y desde este portal también la vemos como la opción más probable. El candidato del Partido Liberal Mauricio Jaramillo tendrá que demostrar en cinco meses cuánto de los 223 mil votos que obtuvo en 2015 conserva todavía.

El Tolima podría tener por primera vez una gobernadora que tendrá que demostrar qué tan independiente estará de la Casa Barreto y cuánta autonomía ostentará para gobernar.

La tarea de Jaramillo parece titánica porque el gobierno Petro suma por un lado y resta por el otro. Dicen por ahí que en política, nada está escrito, pero, algunos al parecer, tienen embolatado el bolígrafo.

Por: Andrés Leonardo Cabrera Godoy

Editor General.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Vias

Alcaldía puso a funcionar ‘ambulancia’ vial para tapar los huecos en estado crítico en Ibagué

Según la alcaldesa Johana Aranda, la maquinaria estará de manera permanente para sacar las calles …