Arranca 2021: anuncian revocatoria a Andrés Hurtado

Imagen: tomada de Twitter.

Opositores hicieron la notificación en redes sociales.

Así lo indicó la víspera de añonuevo en Twitter, el catedrático de la Universidad del Tolima, Juan Guillermo Hernández Lombo.

Y es que desde finales de 2020 se empezó a hablar en Ibagué de una posible revocatoria del mandato para el alcalde de Ibagué, el ingeniero Andrés Fabián Hurtado Barrera, a quien señalan de presunta inoperancia, mala gestión, indicadores negativos y de estar ‘empeñado’ con un grupo ‘político’, la Casa Barreto.

Seguramente si cuaja el proceso de inscripción de la iniciativa, recolección de firmas, en este podrían estar: los candidatos que perdieron en 2019, sectores alternativos, de izquierda, y otros cercanos a la administración del exalcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo.

Del partido Liberal no se sabe qué postura podría tomar, ya que al declararse en oposición, por lo menos en el municipio y con su concejal Javier Mora; no ocurrió en 2020 lo mismo en la Asamblea donde los diputados han optado por mantener buenas relaciones con el gobernador Ricardo Orozco, afiliado a la Casa Barreto y muy cercano al exgobernador Oscar Barreto Quiroga.

Tan es así que alfiles rojos como María Norby Portela, Gloria Millán y otros, disfrutan en la actualidad de cómodos contratos en la Gobernación del Tolima. De ñapa la liberal Carmen Sofía Bonilla aterrizó en la Alcaldía de Hurtado como nueva secretaria de Desarrollo Económico, dejando no solo perplejos a sus amigos del jaramillismo, sino frustrados y tristes a los barretistas que vienen haciendo fila, esperando una oportunidad para ascender en la burocracia.

Se supo además que el gobernador Orozco Valero sostuvo un almuerzo privado con el jefe del liberalismo, Mauricio Jaramillo, lo que deja por sentado que entre los dos partidos, Liberal y Conservador, reinarán buenas relaciones en este periodo y que incluso podrían trabajar de la mano, o no atacarse de frente, en procesos electorales venideros (Congreso 2022) o en la misma revocatoria a Andrés Hurtado de la que empieza a hablarse.

¿Qué es la revocatoria del mandato?

Los ciudadanos pueden dar por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o un alcalde.

La solicitud de revocatoria solo puede ser presentada después de un año de la posesión del mandatario y cuando no falte menos de un año para finalizar su periodo constitucional.

Cualquier ciudadano, organización social, partido o movimiento político puede solicitar a la Registraduría ser inscrito como promotor de la revocatoria. La Registraduría tiene un plazo de ocho días para verificar si su petición cumple con los requisitos.

Una vez inscrito, la Registraduría entregará al promotor o promotores de la revocatoria un formulario para la recolección de apoyos, en el que en el que deberá aparecer indicado el número de firmas que es necesario para inscribir la iniciativa y un resumen del contenido de la propuesta para que cualquier interesado pueda leerla antes de manifestar su apoyo con su firma.

Para que la solicitud sea admitida debe contar con un número de firmas equivalente a por lo menos el 30 % de los votos que haya obtenido el mandatario en su elección.

Si aprueba la solicitud, el Registrador del Estado Civil deberá, dentro de los dos meses siguientes, convocar al pueblo para que se pronuncie sobre la revocatoria.

La revocatoria será aprobada si se pronuncia a su favor la mitad más uno de los ciudadanos que voten en la convocatoria, siempre y cuando el número de sufragios no sea inferior al 40 % de la votación válida registrada en la elección del mandatario.

Si es aprobada, se convocará a nuevas elecciones. Si la decisión popular es no revocar el mandato, no podrá volver a intentarse la revocatoria en lo que reste del periodo del funcionario.

2 comments

    Deja un comentario