2
Imágenes: suministradas.

Así Jesús no haya nacido en diciembre y la Navidad sea quizás una fiesta pagana, amo esta época

Es claro que no hay referencias bíblicas que argumenten que Jesús haya nacido un 25 de diciembre. De hecho, la vida del hijo de José y María, no hizo parte de las biografías de los historiadores romanos. Lo que tenemos como documentación está netamente basado en los evangelios que escribieron sus propios apóstoles. No nos queda de otra, que aprender a diferenciar entre el sujeto histórico y el teológico.

Como no hay mucha evidencia histórica, nos sustentamos en los evangelios. Aun así, es muy poco probable que el nacimiento del Mesías ocurriera en un mes de invierno en la antigua Palestina. En efecto, Lucas, nos relata que pastores velaban mientras sus rebaños pastaban en la víspera del nacimiento del ungido de Dios. Tampoco es elocuente que el censo ordenado por el emperador Augusto, se hiciera en una época tan helada, sometiendo a las personas a largos viajes con este fin. Lo de mayor concordancia para varios teólogos es que el natalicio se haya dado a principios de otoño.

Lo que sí celebraban los romanos el 25 de diciembre era el nacimiento de algunas divinidades solares orientales. Era conocido el festejo en el solsticio de invierno de la llegada del Sol Invencible. Algunos apologistas aseguran que el cristianismo se impregnó de las religiones politeístas del Mediterráneo y en busca de su expansión se fueron reteniendo creencias que no hacían parte del cristianismo original.

1 1

Después de estos aburridos párrafos anteriores (la teología no es para todo el mundo) creo que es hora de explicar el porqué y a pesar de todos estos argumentos, amo la Navidad. Es que si me detuviera a pensar lo que está mal a los ojos de la Biblia, creería que nos tocaría a la gran mayoría de cristianos resetear nuestro disco duro y volver a empezar. La mayoría de las escrituras hebreas, griegas y arameas en las que fueron escritos los libros considerados sagrados, difieren de muchas de las creencias que hoy tenemos como  certeras. Dejo claro que hasta acá va el tema, no quiero que aparezcan los exégetas y la discusión se vaya por otro lado, que no es lo que busco con esta columna.

Amo la Navidad. Desde niño para mí ha sido la mejor época del año. No por los regalos, de hecho nuestra infancia no es que haya sido muy aventajada en materia económica en comparación con la que les ha tocado a nuestros hijos. Mis recuerdos, van más allá de lo material. Es gratificante recordar cuando con los primos mayores salíamos a conseguir los materiales para hacer el pesebre (musgo, melena, hojas de plátano, etc.). Mi abuelita Rosa, era la arquitecta, quien decía cómo quería la distribución de las cajas (eran los ladrillos). Asimismo, en dónde iba el desierto, el puesto para cada uno de los pastores y sus rebaños, etc.

También, era para todos nosotros la ganadora indiscutible del Master Chef en esa época. Nadie como ella para hacer tamales especiales, dulce de breva, queso, buñuelos y demás manjares decembrinos. Lo mejor era ver su gigante casa del barrio Hipódromo, llena de todos sus hijos (as), con sus cónyuges y nietos. Jugábamos en su inmenso patio y le huíamos cada vez que nos correteaba por el solar cuando le golpeábamos sus amadas palmas, matas y helechos.

3 1

Se disfrutaba con poco y como dice el meme: “éramos felices y no lo sabíamos”. El baile con Pastor López, repitiendo 20 veces el mismo L.P, Manduco y la Suavecita, el Ron de Vinola (le tenía miedo a esa canción porque decían que el Diablo se había aparecido para danzarla en Ibagué). Ni que decir de la elaboración del muñeco de Año Viejo y su posterior quema en la cuadra. Aunque era apenas un niño, lo recuerdo todo como si fuera ayer.

Después de la muerte de la abuela muchas cosas cambiaron. No fueron tan constantes las reuniones de todos los hermanos de mi madre, pero por lo menos los que vivían en la misma ciudad no perdieron la tradición de compartir en familia. Así se hacía en diferentes puntos, Ibagué, Barranquilla, Bogotá, Cali, etc. En la capital del Tolima, alrededor de la tía Elsa (la mayor de las Godoy), fueron varios diciembres muy felices. Ella hacía el pesebre más grande de su barrio y (no les miento) no había un niño en toda la cuadra que se quedara sin su regalo  de Navidad.

Con el paso de los años, se forman nuevas familias y es muy difícil converger con todos los seres queridos. Fui de los que me tocó dividirme (mis padres se separaron siendo muy niño) para poder compartir con ellos las fiestas de fin de año. Una vez casado y al poco tiempo divorciado, fue más triste la cosa y supe que es sufrir una primera Navidad lejos de lo que más amas y a millas de distancia. Lo bonito de la vida, es que da la vuelta y después de tanto dolor he vivido innumerables alegrías con la nueva familia que construí y que Dios me regaló.

4 2

Ni los desamores, ni la muerte de los seres queridos (abuelos, tías, tíos, familiares y amigos) han permitido que me convierta en un Grinch. He vivido diciembres muy tristes, pero cuando me ha tocado uno duro, recuerdo los que han sido buenos y sueño con el próximo pensando que será mejor. Es mejor vivir con esperanza que con resignación. La vida es realmente corta y mientras se pueda, hay que disfrutarla y el mes doce es propicio para ello.

Curiosamente, en la Biblia solo aparece la celebración de dos cumpleaños. Lamentablemente fueron dos personas no gratas a Dios (El Faraón y Herodes). Creería que no estamos ofendiendo al Todopoderoso  si el día de nuestro cumpleaños queremos sentirnos queridos y darle las gracias por un año más de vida. Es por eso que a la Navidad, le doy un contexto más familiar, de unión y de amor, que religioso. Por supuesto, respetando absolutamente las creencias del prójimo. Creo que el principio de una buena armonía en una sociedad, está en la tolerancia hacia las diferencias.

No me considero pagano por gustarme lo que se siente y se vive en este mes. Dios es amor y creo que no hay mejor época del año para demostrar esa cualidad que la que está por llegar. ¡Feliz diciembre, para todos! 

Por: Andrés Leonardo Cabrera Godoy

Comunicador social y Esp. en Educación, cultura y política

Docente

Deja tu comentario

Le podría interesar

tapia

Zar de la contratación Emilio Tapia seguirá en la cárcel de Picaleña

WhatsAppLa decisión se adopta para evitar que acceda a privilegios como los tenía en Bogotá. …

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org