Caicedo, a un paso de llegar al Senado

Luis Fernando Caicedo

Luis Fernando Caicedo

El dirigente tolimense quedó en el último renglón de la lista del Centro Democrático.

Todo por cuenta de la renuncia de la senadora Ana Mercedes Gómez, quien se retiró del legislativo aduciendo problemas de salud.

A la exdirectora del diario El Colombiano, la reemplazará el boyacense Rigoberto Barón Neira.

Luis Fernando Caicedo Lince, ascendió al último renglón del movimiento uribista, listo para llegar a la cámara alta, si se presenta alguna vacancia temporal o absoluta de alguno de los senadores afectos al expresidente Álvaro Uribe.

La eventual llegada del exgerente del ICA y del Fondo Ganadero del Tolima, no es descabellada si se piensa en la cantidad de procesos penales que tiene el senador Uribe Vélez, y que en cualquier momento podrían forzar su renuncia, o incluso ser cobijado con algún tipo de medida judicial.

Otro senador del Centro Democrático que tiene problemas es José Obdulio Gaviria, quien es investigado por injuria y calumnia, y a quien recientemente la Fiscalía le compulsó copias para que la Corte Suprema de Justicia lo investigue por las chuzadas del desparecido DAS.

Caicedo Lince despuntó hace cuatro años en la política, y se enfrentó con el actual gobernador Luis Carlos Delgado, perdiendo con una apreciable votación de 175.299 sufragios.

Sin embargo, hoy son pocos los que recuerdan con agrado a Caicedo, quien dejó millonarias cuentas sin pagar de la campaña, y cuya pésima administración contribuyó a que fuese cerrada la planta de sacrificio Carlima de la ciudad, ocasionando con ello, una desmesurada alza del precio de la carne que se comercializa en la capital tolimense.

Luis Fernando Caicedo también ha sido acusado de defraudación de fluidos, de quedarse con un arma de fuego que no era suya, y hasta de mantener nexos con el narcotráfico y los paramilitares.

En 2014, fue incluido en la lista cerrada al Senado del Centro Democrático.

Pero si ‘pelechadores’, ‘parasnadas’, simples granujas, mediocres y candidatos impuestos a dedo se han llegado a sentar en el Senado, no sería raro que el Tolima tuviese en Caicedo a un congresista más de la larga lista que se recuerda con más pena que gloria en esta región que no sale del atraso, en parte, por los dirigentes que se eligen, sin muchos títulos ni trayectoria, para desmedro del propio departamento.