El estremecedor crimen de vendedora de pescado a manos de un menor de edad

Imagen: El Nuevo Día.

La víctima, una joven emprendedora que deja huérfanas a sus hijas.

Varios disparos de arma de fuego alteraron la tranquilidad del asentamiento Milagro de Dios, donde fue asesinada una mujer que se dedicaba a la venta de pescado en las calles de Ibagué.

La víctima, Yadira Bonilla Espinel, 36 años, fue baleada dentro de su vehículo en el momento que comercializaba pescado en los barrios vecinos a la cárcel Picaleña, en la Comuna Nueve de Ibagué.

Las autoridades informaron que sicarios en moto abordaron a la vendedora dentro del carro y sin pronunciar palabra alguna el parrillero le disparó con arma de fuego en repetidas oportunidades. Los tres tiros los recibió en la cabeza.

Salimos a la puerta y vimos a una mujer herida en un carro por lo que dimos aviso a la Policía”, afirmó un testigo y agregó que “todo sucedió muy rápido, no vimos a los atacantes”.

Malherida, Yadira Bonilla fue trasladada a urgencias del Hospital Federico Lleras pero falleció por la gravedad de las heridas.

También se conoció que milagrosamente salió ilesa otra mujer que la acompañaba en las ventas y viajaba en el puesto de atrás del carro.

Solo atacaron a la vendedora de pescado, el sicario iba por ella, no le robaron dinero ni nada de sus pertenencias”, señalaron habitantes de la zona.

Yadira Bonilla, madre de dos hijas, había nacido en Ibagué donde era conocida por su oficio de comerciante de pescado que ofrecía en las calles.

El coronel Jovani Benavidez, comandante de la Policía de Ibagué, confirmó que la mujer recibió tres disparos de arma de fuego.

Gracias a la oportuna reacción del modelo de vigilancia en esa zona, el señor (sic) padre del menor presentó ante nosotros a su hijo quien fue el autor de estos dolorosos hechos”, afirmó el coronel Benavidez.

Deja un comentario