Crimen

El ‘triángulo pasional’ que estremeció a Ibagué

Desde hace varios años no se registraba un hecho similar en la ciudad musical.

A medida que transcurren las horas, se siguen conociendo más detalles del escabroso hecho de amor, infidelidad y sangre que sacudió la tranquilidad de este miércoles a Ibagué. A pesar del esfuerzo de los facultativos del hospital Federico Lleras murió el victimario del suceso, identificado como Jorge Mauricio Méndez Arévalo, al dispararse con el mismo revólver que usó para atentar contra su expareja sentimental y el hombre que acompañaba a la dama.

Como siguiendo al pie de la letra la canción ‘El preso número 9’, este hombre adolorido por la ruptura de su relación, llegó a la carrera Quinta con calle 45, se atravesó al paso del vehículo en el que se desplazaba su expareja Alexa Jhovana Morales Gonzales y su nuevo compañero Julián Andrés Sierra Naranjo, de 41 años, y disparó contra ambos sin contar que en la parte trasera del rodante viajaba la hija de la dama.

Una vez acciona el revólver calibre 38 en dos oportunidades contra Julián Sierra, conductor del vehículo, y una vez contra Alexa Morales, emprende la huida a su vehículo que se encontraba a cinco metros, ingresa al puesto del piloto y se dispara en la cabeza. Mauricio Méndez se encuentra en delicado estado y su pronóstico sería de muerte cerebral.

La dama de 33 años continúa en estado crítico en la sala de urgencias del hospital Federico Lleras Acosta, donde llegó en ambulancia y siendo reanimada por el personal de paramédicos.

De Julián Andrés Sierra Naranjo, se sabe que laboraba en el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Ibagué, trabajó en la Gobernación del Tolima anteriormente, como en la contraloría del municipio durante la administración de la exalcaldesa Carmen Inés Cruz, y tenía otro hogar, junto con dos pequeños hijos.

Se sabe fragmentariamente que había empezado una relación en pandemia con Alexa Jhovana Morales, quién hace más de un año había decidido separarse del iracundo hombre que cegó su vida.

El perpetrador, furioso por el final de su relación, habría planeado el crimen con antelación, consiguiendo en el mercado negro el arma calibre 38 usada para la comisión del crimen pasional o como lo denominan los forenses: un triángulo amoroso.

Del ingeniero civil Jorge Mauricio Méndez Arévalo de 38 años, se sabe que tenía arraigo en el municipio de Chaparral, y tuvo recientemente un vínculo laboral en Cortolima.

Ninguno de los vehículos en el que se desplazaban las víctimas y el victimario figuran a nombre de ellos, sino de terceros.

En las redes sociales del servidor judicial fallecido se observan recientes viajes al exterior en compañía de una señora y sus hijos.

La niña de la mujer comprometida en el hecho de sangre es atendida por personal de Policía de Infancia y Adolescencia, para asistencia psicológica.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Adriana 1

Para finales de abril estará listo el Plan de Desarrollo del Tolima

El documento que se perfila como el mejor Plan de Desarrollo del país, se presentará …

Deja un comentario