Pese a toque de queda hubo asonada en Ibagué

Imagen: El Nuevo Día.

Bancos y cajeros automáticos fueron destruidos. También se reportaron excesos de la Fuerza Pública.

Aunque un decreto de la Alcaldía mandó a todo mundo para la casa a las tres de la tarde de este domingo dos de mayo, al caer la noche se registraron ataques y asonada.

Fue quemado el cajero del Banco Davivienda en el centro comercial Arkacentro.

A pocos metros de allí fue atacada a piedra la sucursal del Banco Popular del sector de Alameda, también por el sector de la carrera Quinta.

En la calle 80 también se registraron choques entre encapuchados y la Fuerza Pública que usó gases, con lo que varios conjuntos residenciales y sus habitantes se vieron afectados con la conmoción y la inhalación de químicos irritantes.

En este momento todo el sector del Éxito hemos sido atacados y bombardeados con gas pimienta, tenemos niños aquí en la casa. Por favor denuncien a la Defensoría del Pueblo, que le pidan a la Fuerza Pública, al ESMAD, que no lance más gases. Un SOS, un llamado, era una marcha pacífica”, dijo un residente de la zona.

Este lunes se ha programado un paro de estudiantes y taxistas, mientras la protesta social continúa en todo el país, pese al anuncio del presidente Iván Duque de retirar del Congreso el trámite que se realizaba de la polémica reforma tributaria.

Los sectores sociales piden la derogación de la reforma a la Salud que hace trámite en el Legislativo, mientras en todo el país las reivindicaciones de campesinos, indígenas y obreros crecen, en medio de la pandemia, hambre, desempleo y exclusión de los renglones más vulnerables de la sociedad.

Deja un comentario