Política o familia, eterno dilema en el Tolima

 

 candidatos familia

 

Los casos en los que la política divide a las familias, más por conveniencia que por idearios altruistas o sociales.

El primero tiene que ver con Enrique Arango y su hijo Emmanuel. En esquinas antagónicas de dos partidos que son agua y aceite, se divide una relación familiar. Enrique Arango, eterno candidato al Concejo de Ibagué por el Polo Democrático, y su hijo aspirante a la Alcaldía de la ciudad por el Centro Democrático, con más ganas que votos reales.

Estas dos colectividades que repuntan los dos extremos del pensamiento político, son los causantes del distanciamiento familiar entre padre e hijo. Enrique Arango, el pasado fin de semana adhirió a la campaña del candidato a la Alcaldía Guillermo Alfonso Jaramillo, dejando solo a su hijo en el duro camino electoral.

Por su parte Emmanuel Arango, anunció apoyo total a la lista al Concejo que presentó el movimiento uribista en Ibagué.

Otro caso es el de los hermanos Mauricio y Guillermo Alfonso Jaramillo, aspirantes a la Gobernación del Tolima y a la Alcaldía de Ibagué respectivamente. La situación es complicada para el exsenador liberal quien está obligado a apoyar al candidato de Cambio Radical, a la alcaldía Jhon Esper Toledo; pero de corazón, el dirigente tiene que estar con el aspirante liberal Rubén Darío Rodríguez. El movimiento dirigido por Emilio Martínez en el Tolima, hace parte de la coalición que apoya a Mauricio Jaramillo a la Gobernación, y se condiciona con el respaldo electoral en Ibagué.

Tal situación separa una vez más a los hermanos Jaramillo. Sin embargo, Guillermo Jaramillo, anuncia que apoya a la Gobernación a su hermano. Se conoce que Mauricio Jaramillo brindará apoyo a su hermano por debajo de la mesa, dejando quizá colgado de la brocha a Rodríguez Góngora.

En la familia Barreto también se da una paradoja. José Barreto, sobrino del exgobernador, es el gerente de la campaña del candidato a la Alcaldía Ricardo Ferro. Pero Óscar Barreto y su grupo político hicieron chipa con el también aspirante Jhon Esper Toledo.

Aún no sabe para dónde se va el representante a la Cámara Miguel Ángel Barreto, hermano de José.

De igual manera, los hermanos Guillermo y Juan Espinosa, caminan por senderos diferentes. Mientras el expresidente de la Cámara de Comercio de Ibagué gerencia la campaña a la Alcaldía de Rubén Darío Rodríguez, su hermano Juan, apoya la candidatura de Jhon Esper Toledo. Sumado a ello, Guillermo Espinosa brindará apoyo electoral al Concejo a uno de los candidatos de Rodríguez Góngora, por encima de la aspiración de su hermano, que también busca una curul en la lista de Cambio Radical.

La gente no sabe si es que las familias están divididas o si se trata de jugadas concebidas para ganar con cara y con sello en la tacada a varias bandas en que se convirtió en los últimos años la política tolimense.